viernes, 31 de mayo de 2013

Otro monstruo containero

Bautizo en Hamburgo del buque Alexander von Humboldt

Mide 396 metros y tiene una capacidad para albergar hasta 16,000 contenedores, cada uno de veinte pies (“Twenty-Foot Equivalent Unit”, TEU)

Eso convierte al “Alexander von Humboldt”, modelo gemelo del “Marco Polo”, en el mayor buque de contenedores del mundo. ¡Felicidades por un bautizo tamaño extra-grande!

Este jueves celebraron el bautizo de esta construcción superlativa en el puerto de Hamburgo. La madrina de bautizo fue la actual segunda alcalde de la ciudad, Dorothee Stapelfeldt del partido socialdemócrata (SPD). El bautizado lleva el logotipo de la naviera francesa, CMA CGM. 

Se puede interpretar el bautizo en Hamburgo como una postura política: hasta la fecha el buque no puede entrar al río Elba por su calado de 16 metros. La ampliación del cauce del Elba se está revisando actualmente en el Tribunal Administrativo Federal. Ecologistas temen que la profundización pueda tener consecuencias lamentables para el medioambiente y han logrado con un dictamen que el proceso de revisión se detuviera por un momento. Voces críticas sospechan que, como la iniciativa ecológica provino del gobierno holandés, en realidad se estuviera buscando proteger los intereses del puerto de Rotterdam, el mayor de Europa (en términos de TEUs operados Shangai sigue siendo el primero).

El puerto de Hamburgo produce el 15% de la cadena de valor de toda la ciudad, un equivalente a 700 millones de euros de impuestos por año. La consecuencia de la prohibición de una profundización significaría una pérdida directa en competitividad y por ende también en puestos de trabajo.

Las condiciones que impone la globalización son muy conocidas: más grande, más lejos, más rápido. La construcción de un buque de estas dimensiones marca la pauta para los puertos en todo el mundo. Para poder seguir participando en el movimiento de la carga internacional, algunos puertos van a tener que invertir en nueva infraestructura. Al final, los clientes son los que dictan el ritmo. La naviera danesa Maersk, por ejemplo, planea bautizar en junio un buque para 18,000 contenedores.
Fuente: el semanario
Publicar un comentario en la entrada