lunes, 18 de abril de 2016

Ahora es un problema?

El 'boom' turístico en Cuba amenaza a la fiebre del crucero en España

Cuba está de moda. Tanto es así, que su oferta de cruceros ya podría estar perjudicando al turismo costero en España. El número de cruceristas se desplomó un 7% en los dos primeros meses del año en comparación con el año pasado, una caída que Fomento "está estudiando" para aclarar los motivos. Así lo desveló el presidente de Puertos del Estado en la presentación de los Cruceros Costeros por las Rías de Galicia esta semana, aunque allí barajó cifras más cercanas al 6%. José Llorca explicó a este periódico que la caída tiene mucho que ver con la entrada de nuevos actores en regiones como Cuba o el Sudeste Asiático, donde la oferta de cruceros está en auge.

La 'fiebre cubana' podría estar detrás del bache que ha sufrido el turismo de cruceros español a principios de 2016. No obstante, Llorca quita hierro al mal dato y niega con rotundidad que estos meses puedan ser representativos del conjunto. "No esperamos ninguna caída a nivel global. El reto es seguir innovando" para competir con nuevos actores y resultar atractivos para los turistas... Turistas que ya han echado el ojo a Cuba como destino de sus próximas vacaciones, sobre todo tras el inicio de las relaciones diplomáticas entre la isla y Estados Unidos.

De hecho, las hoteleras españolas ya se frotan las manos ante unas restricciones que pronto se suavizarán para los estadounidenses que decidan poner rumbo a la isla. Aena también mira con ojos golosos a un país que ofrece grandes oportunidades para el primer operador por número de pasajeros. La falta de capacidad aeroportuaria de Cuba y el crecimiento exponencial del turismo crean un clima idóneo para Aena. ¿Qué aeropuertos están en su radar? La Habana, Varadero, Santa Clara, Holguín, Cayo Coco y Santiago, que transportaron unos siete millones de viajeros en 2015.

"Los atentados de Túnez nos beneficiaron"

No basta con preguntarse cuáles son los motivos que hay detrás del descenso de cruceristas. Llorca recuerda que 2015 fue un año extraordinario en ese sentido, pues España registró un aumento superior al 10% respecto al ejercicio anterior. Los puertos españoles recibieron más de 8,4 millones de pasajeros en 2015 frente a los 7,7 millones registrados el año anterior, una cifra récord con repunte de dos dígitos porcentuales en regiones como Las Palmas, Baleares y Santa Cruz de Tenerife.

El presidente de Puertos del Estado mantiene las buenas previsiones de cara a 2016, aunque el arranque del año sea decepcionante

El volumen de negocio en este sector generó más de 26.300 puestos de trabajo, con una facturación de los puertos españoles en concepto de tasas al pasaje de 19 millones de euros. "Enero y febrero son los meses menos significativos" porque este tipo de turismo está menos desarrollado. "Las subidas y bajadas están asociadas a momentos coyunturales", explica el presidente del organismo público Puertos del Estado.

Momentos como los vividos tras los atentados de Túnez, pues los turistas se alejaron de los puntos calientes en busca de otros destinos más seguros. "Nos beneficiaron. Hay que tener en cuenta que 2015 fue un año muy bueno" para el sector, señala. Rechaza que los vaivenes en el turismo tengan algo que ver con la incertidumbre política ni exista algún tipo de preocupación al respecto, pues los viajeros "solo buscan paz social", que pueden encontrar en países como España. Y todo a pesar de que los expertos no descartan una oleada de atentados similar a la de Francia o Bélgica en nuestro país.

La actividad portuaria y el transporte marítimo representan un 20% del PIB del sector transportes. La actividad económica que generan rebasa los 2.500 millones de euros. El departamento de Llorca se plantea impulsar nuevas rutas para desestacionalizar el turismo de cruceros, una de las tareas pendientes de cara al próximo ejercicio.
Fuente
Publicar un comentario en la entrada