sábado, 2 de abril de 2016

Pasa el tiempo y seguimos igual

La Xunta sale en defensa de Pemex y asegura que recogerá los dos floteles el 16 de julio

La Xunta confía plenamente en Pemex. El conselleiro de Economía,Francisco Conde, salió ayer en defensa de la petrolera mexicana para borrar cualquier sombra de duda sobre la recogida en tiempo y forma de los dos floteles que construyen Barreras y Navantia. «Mantiene sus plazos y su ritmo de trabajo como tenía hasta ahora», aseguró.

Este periódico informó ayer de que el director general de Pemex, Antonio González Anaya, mantuvo una conversación telefónica con los responsables de ambos astilleros en la que pidió una aminoración del ritmo de construcción de los buques, mientras ajusta el presupuesto del 2016, al que tendrá que aplicar un recorte de más de 50 millones de euros. El directivo mexicano reconoció que la petrolera tiene problemas de liquidez para afrontar los pagos pendientes y manifestó su interés en encontrar clientes para ambas unidades.

La petrolera no ha querido hacer declaraciones al respecto, pero el conselleiro de Industria ha asegurado que la Xunta no tiene previsto «ningún tipo de retraso» vinculado a la situación económica que atraviesa la petrolera mexicana, y avaló su «compromiso» con el sector naval y con Galicia. «Es incuestionable», dijo.

«Seguimos trabajando como hasta ahora. Hay una fecha de entrega de los dos floteles que es el 16 de julio y tanto Pemex como la Xunta seguimos trabajando en esa dirección», afirmó.

Incertidumbre en las plantillas

La necesidad de retrasar la entrega de los floteles manifestada por Pemex ha cogido por sorpresa a los trabajadores de ambos astilleros que, hasta el momento, mantienen el ritmo de actividad.

El comité de empresa de Navantia Ferrol, en concreto la comisión de productividad, solicitó ayer una reunión al responsable del programa del flotel para abordar la información de la que dispone sobre los posibles retrasos en la ejecución de la obra. El encuentro se llevará a cabo a primera hora del próximo lunes. Los portavoces de los trabajadores sostienen que no eran conocedores de esa petición de Pemex, por lo que, dependiendo de la información que se les traslade, evaluarán la posibilidad de pedir un encuentro con el director.

Hay que recordar que el contrato de construcción del buque arrancó con demora, lo que obligó a desviar parte del trabajo al astillero de Puerto Real (Cádiz).

En Barreras, la plantilla tampoco está informada. «No tenemos ninguna información. Nos ha cogido por sorpresa. Tenemos programadas pruebas de estabilidad para estos días y estamos trabajando con normalidad», aseguró ayer un representante sindical.

Pemex controla el 51 % del accionariado del astillero vigués y en septiembre del 2015, durante el acto de botadura del flotel, anunció la adjudicación a Barreras de una segunda unidad que, con los recortes presupuestarios, ha quedado descartada. Ninguno de los altos cargos que hicieron el anuncio (José Manuel Carrera Panizzo y Carlos Roa) están ya en el consejo de Barreras.

Fuente

Publicar un comentario en la entrada