sábado, 16 de abril de 2016

Primero pasa por carga de trabajo

El futuro de los astilleros pasa por la robótica

La planta de Navantia en Cartagena ha sido hoy el escenario de la demostración de este exoesqueleto desarrollado por Lockheed Martin, multinacional estadounidense que es referente en el sector de la defensa. La empresa estudia adquirir algunos de ellos e incluso emplearlos en la construcción de los submarinos de la Serie S-80.

"Realizaremos una evaluación en el submarino, y dependiendo de esa evaluación seguramente adquiriremos unos cuantos prototipos", ha señalado el director de la planta de Navantia, José Manuel Sanjurjo.

Está pensado para trabajos en instalaciones industriales y, especialmente, para trabajos habituales en el sector naval. "Dentro de la transformación del astillero, la robotización es uno de los caminos que estamos siguiendo", ha señalado Sanjurjo.

Navantia podría convertirse en el primer astillero europeo que lo implanta, ya que hasta ahora sólo se ha utilizado en Estados Unidos a través de un programa del ejército de este país.

Con él podrían solucionarse alguno de los problemas que actualmente afecta a la plantilla de Navantia, como sería el caso de la elevada media de edad de sus empleados. "No es sólo un problema de este astillero, es un problema que también tienen en Estado Unidos y ése es el motivo por el que están incluyendo este tipo de sistemas", apuntaba Sanjurjo tras señalar las mejoras en las condiciones de trabajo que puede aportar el exoesqueleto.

El exoesqueleto es una estructura antropomórfica que se ajusta al cuerpo humano del mismo modo que un arnés, sirviendo de auxilio al operario en tareas pesadas como levantamiento de cargas o utilización de herramentales. No necesita ningún tipo de energía para su funcionamiento y dispone de un brazo mecánico en el que se ajustan herramientas de trabajo.



Fuente
Publicar un comentario en la entrada