lunes, 24 de junio de 2013

En 5 años

Escasez mundial de GNL se revertiría el 2018

El comercio mundial de gas natural licuado (GNL) crecerá en casi un tercio para el 2018, con los suministros procedentes de Estados Unidos y Australia revirtiendo una escasez prevista en los próximos dos años, dijo la Agencia Internacional de Energía (AIE).

La AIE advirtió el jueves que la caída récord del año pasado en la producción de GNL podría repetirse este año y en el 2014, amenazando con aumentar los costos del combustible en algunas de las mayores economías del mundo.

La agencia dijo que los suministros comenzarán a aumentar a partir del 2015 cuando terminales en Estados Unidos comiencen a exportar GNL debido a un exceso en la oferta de gas esquisto nacional, seguido por una ola de nuevos proyectos de exportación en Australia.

"Los mercados de GNL enfrentarán una escasez sin precedentes en el período 2013-14 ya que la demanda de GNL de Asia superará el poco suministro adicional de GNL que se espera esté disponible, mientras que muchas instalaciones de GNL existentes podrían enfrentar una disminución de los suministros, repitiendo la situación de 2012", dijo la AIE en un reporte.

Las exportaciones mundiales de gas natural licuado se redujeron el año pasado, en parte debido a que los grandes proveedores Egipto e Indonesia estaban impulsando la demanda interna.

Las exportaciones también fueron afectadas por agitación y ataques de milicianos en Yemen, retrasos de los proyectos en Angola y labores de mantenimiento en Qatar.

Se espera que sólo tres nuevas plantas de GNL inicien exportaciones para el 2015, añadiendo 19.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado, dijo la AIE, mientras que durante el mismo período el mundo perderá cerca de 13.000 millones de metros cúbicos de capacidad de exportación.

Rusia, el mayor exportador mundial de gas por tuberías, podría ver una mayor demanda debido a la escasez mundial de GNL, dijo la AIE en su Reporte 2013 del Mercado de Gas a Mediano Plazo.

La demanda será impulsada por el rápido crecimiento económico de Asia, el cierre casi total de la industria nuclear de Japón y una escasez que ha obligado a Latinoamérica a comprar suministros de combustible de emergencia a precios elevados.

El comercio mundial de GNL se espera que crezca en 100.000 millones de metros cúbicos, o un 31 por ciento para el 2018 desde el 2012, impulsado por la creciente demanda de los nuevos mercados, dijo la agencia.

El comercio mundial de gas que se entrega a través de tuberías en lugar de barcos se prevé crecerá un 30 por ciento a casi 700.000 millones de metros cúbicos en el mismo período.

La AIE prevé que Estados Unidos, Canadá, Chile y México como un grupo se convierta en un exportador neto de gas para el 2017, en gran parte impulsado por el gas esquisto abundante y barato procedente de Estados Unidos.
Fuente: rpp
Publicar un comentario en la entrada