domingo, 30 de junio de 2013

Todos a una

Galicia y Asturias lucharán contra el cierre de los astilleros por Bruselas
el presidente gallego llama a la unidad para evitar la devolución de las ayudas que reclama la ue

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, reclamó ayer "máxima unidad, máximos argumentos y máxima presión" para evitar "una decisión incoherente y discriminatoria" por parte del Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, que aboque al cierre del sector naval en el Estado si mantiene su tesis de castigar las ayudas del tax lease.

El también presidente del PP de Galicia enmarcó en esa estrategia el encuentro que mañana mantendrán el propio Feijóo, el lehendakari Iñigo Urkullu y Javier Fernández, presidente del Principado de Asturias, con el ministro de Industria español, José Manuel Soria, al ser Asturias, Galicia y Euskadi las autonomías. donde se concentran los astilleros que podrían verse afectados.

Según explicó ayer el mandatario gallego, la reunión de estos representantes buscará forjar la "máxima unidad para poner en valor la razón y los argumentos y antecedentes jurídicos" con los que defender la postura de España y alcanzar "algo razonable".

A juicio de Núñez Feijóo, "hay argumentos sólidos y antecedentes similares en los que no se condenó a un país por cumplir la ley" en referencia al caso francés, en el que "sus astilleros no fueron obligados a devolver las bonificaciones fiscales", algo que sí exigirán a los del Estado español si se imponen las tesis de Almunia -"que fue ministro de Trabajo en España"-, según recordó Feijóo.

El dirigente popular hizo además un llamamiento a "evitar algo tan incoherente como que el país que ayer -por el viernes- consiguió fondos europeos para luchar contra el desempleo se vea, por una decisión comunitaria, ante el riesgo de perder 80.000 puestos de trabajo en el sector naval".

Por su parte, el PSOE asturiano -que gobierna el Principado- anunció ayer que combatirá la posición defendida por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el comisario de la Competencia, Joaquín Almunia -miembro del PSOE español-, favorable a la devolución de las ayudas a la construcción naval. "Vamos a combatir esas posiciones provengan de donde provengan", insistió su secretario de Organización, Jesús Gutiérrez.

Por su parte, el presidente del Clúster Gallego del Naval (Aclunaga), Fernando Alcalde, advirtió de que podría desatarse una "guerra fraticida" en el sector en Europa. Según explicó, Alcalde cuando se denunció en Bruselas el sistema holandés se mandó un aviso: "Aquí todos cojeamos de lo mismo. Ni lo nuestro es ilegal ni lo vuestro debería serlo". 
Publicar un comentario en la entrada