jueves, 6 de junio de 2013

Se plantan, afortunadamente

Fernández dice que si Repsol quiere utilizar el fracking tendrá que acudir a la Justicia
El consejero de Medio Ambiente recuerda que el permiso en Luena cumpliría Ley de Minas estatal, pero no la del Suelo de Cantabria

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Javier Fernández, ha insistido hoy en que el Gobierno cántabro piensa "defender con uñas y dientes" sus competencias para prohibir el fracking, y ha subrayado que si Repsol quiere utilizar está técnica "tendrá que ir a los tribunales".

Fernández se ha pronunciado así en respuesta a preguntas de los medios de comunicación sobre el trámite de alegaciones del proyecto de perforación "Luena", que Repsol tiene previsto en la zona de Vega de Pas y San Pedro del Romeral.

El consejero destaca que, para poder hacer efectivo el permiso de fracking, Repsol tendrá que cumplir toda la legislación, incluida la autonómica que prohíbe el uso de esta técnica en Cantabria .

"En Cantabria hay una ley del Parlamento, y en base a sus competencias de ordenación del territorio y urbanismo, se prohíbe el fracking. Yo entiendo que el Estado tenga su visión y lo respeto, pero nosotros tenemos la nuestra y en un Estado de Derecho esto se resuelve en los tribunales", ha manifestado Fernández.

Según afirma, cuando Repsol pida al Gobierno de Cantabria una autorización, ésta será denegada, de forma que "si quiere utilizar la técnica del fracking tendrá que ir a los tribunales".

"Porque en Cantabria se lo vamos a prohibir, y son ellos los que tendrán que ir a los tribunales", ha enfatizado el titular cántabro de Medio Ambiente.

A su juicio, mientras la ley del Parlamento de Cantabria que prohíbe el fracking siga vigente, el pleito lo perdería la compañía, pues el Ejecutivo regional piensa "defender con uñas y dientes" sus competencias para prohibir esta técnica.

Pese a recalcar que no le gusta "hacer predicciones de jurídico-ficción", el consejero piensa que "lo lógico" sería que, a su vez, el Estado quiera ejercer sus propias competencias.

Y señala que, si se planteara finalmente un conflicto, éste tendría lugar cuando la empresa presente un proyecto concreto de perforación y fuera denegado por parte de Cantabria .

Fernández puntualiza que Repsol ya tiene un permiso para hacer actividades mineras del Ministerio y ahora lo que afronta es un trámite de evaluación ambiental, al que el Ejecutivo cántabro ha presentado sus alegaciones ante la Delegación del Gobierno.

Por tanto, no se está discutiendo si se va hacer una perforación en una zona concreta, sino la evaluación ambiental, en el ámbito del Ministerio de Industria.

"Y en esa fase estamos", precisa el consejero, que agrega que, posteriormente, cuando se pidan los permisos para perforar, será cuando la Crotu (Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo) podrá denegar la autorización de acuerdo con la ley que prohíbe el fracking.

"Los conflictos que puedan surgir, como en todo Estado de Derecho, que lo resuelvan los tribunales de Justicia", ha dicho el titular de Medio Ambiente, que remarca que la postura del Ejecutivo cántabro es "inequívoca".

Y, según reitera Fernández, a juicio del Gobierno regional, Cantabria tiene competencias para prohibir el fracking en su territorio. 
Publicar un comentario en la entrada