domingo, 30 de junio de 2013

Mercado de presente y futuro

El GNL Marítimo, nueva oportunidad para los puertos y sectores relacionados

España dispone de potentes infraestructuras para la explotación del gas natural licuado (GNL), a la vez que su posición geoestratégica para la navegación marítima es privilegiada —Gibraltar y Algeciras se alzan entre los puertos con más tráfico a nivel mundial—. Ambos elementos, posicionan a nuestro país como zona idónea para el desarrollo de la industria del GNL como propulsora de grandes buques y servicios relacionados con los puertos españoles.

Este es uno de los mensajes que se han lanzado esta mañana en el primer encuentro sobre “GNL Marítimo”, organizado conjuntamente entre la Asociación Española del Gas (Sedigas) y el Club Español de la Energía (Enerclub), en Madrid. El encuentro también ha remarcado que esta oportunidad se presenta en un momento de gran necesidad de desarrollo económico en nuestro país y también de mejora ambiental.

El desarrollo del GNL Marítimo, viene favorecido por la existencia de 7 regasificadoras —6 en operación—, ubicadas en los principales puertos de España, donde el año pasado descargaron 291 buques metaneros. Actualmente, nuestro país ostenta el primer puesto en número de terminales de descarga y regasificación a nivel europeo —7 terminales de las 23 existentes en Europa—, siendo el destino del 37% del GNL que se descargó el año pasado en la Unión Europea.

El GNL es gas natural que ha sido enfriado y condesado a una temperatura de -162ºC, permitiendo una reducción del espacio que ocupa y mejorando todavía más sus condiciones medioambientales.

Oportunidad estratégica

El GNL Marítimo se presenta como una oportunidad de desarrollo económico en la zona de puertos y áreas metropolitanas cercanas. En este sentido, además de ser utilizado para la propulsión de grandes buques, su aplicación también es posible en el sector pesquero, los remolcadores portuarios, así como los mismos servicios que ofrece el puerto; la gasificación de los puertos ofrece la oportunidad de mejorar la calidad ambiental y los servicios de los mismos. Otro ámbito relacionado sería el de los astilleros, que verían reanimada su actividad por la construcción y reparación de embarcaciones.

Adicionalmente, el GNL aporta ventajas medioambientales al mundo marítimo; supone la reducción drástica de emisiones de azufre, nitrógeno y partículas sólidas.

El Mediterráneo, zona ECA

El desarrollo del GNL como combustible para la propulsión de grandes buques viene favorecido por la legislación recogida en la “Convención Internacional de Prevención de la Contaminación de Barcos” (MARPOL), que limita las emisiones procedentes de barcos y designa áreas de especial protección del aire. Son las llamadas Áreas de Control de Emisiones (ECA).

Actualmente, entre las ECAs existentes se encuentran el Mar del Norte, el Mar Báltico, la costa Este y Oeste de Norte América, y el Mar Caribe, y se espera que el Mar Mediterráneo también lo sea en un futuro.

La implantación del GNL para el transporte también viene favorecida por la Directiva europea que impulsa el desarrollo de infraestructura para uso de combustibles alternativos en el transporte. Concretamente, designa una serie de puertos Españoles que deberán disponer de infraestructura de carga de GNL en 2020 —Algeciras, Barcelona, Bilbao, Cartagena, Gijón, A Coruña, Las Palmas, Palma de Mallorca, Sevilla, Tarragona y Valencia—.

La jornada sobre GNL Marítimo organizada entre Sedigas y Enerclub ha reunido las principales partes implicadas en el desarrollo de este nuevo mercado. En este sentido, además del Ministerio de Fomento, las sesiones y paneles han contado con la participación de compañías navieras —a través de la Asociación de Navieros Españoles, ANAVE—; puertos —mediante la Asociación Española de Puertos y Costas—; gas natural para la movilidad —Asociación Española de Gas Natural para la Movilidad, GASNAM—; terminales de regasificación; industrias tecnológicas en materia de GNL —Fundación Ingeniero Jorge Juan y Fundación Centro Tecnológico SOERMAR—; astilleros; fabricantes de equipos —Wartsila Iberia—, así como representantes de los transportistas y comercializadores del sector del gas, a través de Sedigas.
Publicar un comentario en la entrada