lunes, 3 de junio de 2013

Más desinversión

Repsol se planteará vender parte de Gas Natural en 2014

Argentina ha pasado de ser “todo” para Repsol, a no ser “nada”. Al menos eso es lo que quiso dar a entender el presidente de la petrolera española, Antoni Brufau, el viernes en la junta de accionistas, y parece que el mensaje ha calado entre analistas como los de Citi. En un informe del pasado viernes dedicado al sector de las petroleras, el bróker estadounidense alaba que el grupo haya reestructurado su balance sin impacto sobre la trayectoria de su crecimiento. “La nacionalización de YPF por parte de Argentina ha supuesto para Repsol entre 12 y 15 meses turbulentos, pero sus gestores han reestructurado bien la capacidad financiera sin sacrificar las inversiones en crecimiento. La perspectiva de crecer sigue siendo, por tanto, la piedra angular de nuestra positiva tesis de inversión”, argumenta Citi, que aconseja comprar Repsol con precio objetivo en 20 euros. Las acciones cotizan en estos momentos en los 17,5850 euros.

Citi recuerda que la pérdida de YPF le supuso a Repsol un 15% de su generación de caja, por lo que las desinversiones se convirtieron en una manera de proteger su calificación crediticia y evitar el “bono basura”. La clave de las ventas ha sido desprenderse de activos de Gas Natural Licuado (GNL) por 6.700 millones de euros, operación que se completará a lo largo de 2013. El hecho de que Repsol haya optado por vender activos de GNL reduce, en opinión de Citi, la lógica estratégica de mantener el 30,3% que ostenta en Gas Natural: “Pensamos que los gestores de Repsol valorarán opciones de venta de esta participación en 2014”.

Estos analistas reconocían, también sobre la política de desinversiones, que hacer caja eliminaba el riesgo para los accionistas de que las preferentes de la petrolera fueran canjeadas por acciones en lugar de por deuda, una duda que se despejó el viernes cuando Repsol anunció antes de la junta que estos productos híbridos de canjearán por deuda.

Citi destaca el énfasis que caracteriza al crecimiento de Repsol, y prevé una mejora en su rentabilidad en los próximos cinco años: “Esperamos un negocio de downstream relativamente estable y el crecimiento en el upstream”. Los analistas estadounidenses son también optimistas con la visibilidad de su cartera de proyectos, tanto que consideran que su portfolio a largo plazo disfruta de una visibilidad que no posee ninguno de sus comparables”.

Estos analistas confían también en que Repsol pueda mantener su dividendo gracias a la retribución que le reporta su participación en Gas Natural, y a los 1.000 millones de euros de flujo de caja libre que podría generar el negocio de downstream. Eso sí, Citi advierte que la situación económica de España podría ejercer cierta presión sobre esta unidad, cuya clave es el comportamiento de Cartagena y Bilbao. En el caso del negocio de marketing, Repsol puede proteger con facilidad sus márgenes por la estructura oligopolística del mercado, donde tres compañías, incluida Repsol, ostentan el 70% de la cuota, concluye Citi.
Fuente:Bolsamania
Publicar un comentario en la entrada