lunes, 24 de junio de 2013

Los camaradas abren el mercado

Putin señala el fin de monopolio exportador de gas de rusa Gazprom

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, señaló el gradual fin del monopolio de la estatal Gazprom en las exportaciones de gas natural, abriendo la puerta para que rivales como Novatek y Rosneft compitan por los nuevos grandes mercados de Asia.

Putin hizo el anuncio el viernes, minutos después de que Novatek firmó un acuerdo para proveer a China al menos tres millones de toneladas anuales de gas natural líquido (GNL).

China National Petroleum Corp (CNPC) también acordó comprar una participación del 20 por ciento en el proyecto de 20.000 millones de dólares Yamal-GNL, que pertenece a Novatek y se ubica en el noroeste de Siberia.

"Ofrecemos reducir gradualmente las restricciones a las exportaciones de gas natural líquido", dijo Putin en un discurso en un foro económico en San Petersburgo, agregando que la demanda del gas congelado en la región Asia-Pacífico está creciendo velozmente.

La maniobra implicaría un golpe para Gazprom, que actualmente tiene el monopolio de las exportaciones tanto de gas de ductos como de GNL, bajo una legislación que data del 2006, y que está planeando una importante expansión de sus ventas a Asia como consecuencia del estancamiento de sus mercados europeos.

Gazprom anunció un plan para construir una instalación de GNL en el mar Báltico.

El derecho a exportar gas es importante para los planes de Novatek de establecer una planta de GNL en Yamal junto a la francesa Total y CNPC.

Novatek actualmente tiene un 80 por ciento del proyecto y Total el 20 por ciento restante. La compañía rusa ha dicho que retendrá al menos un 51 por ciento en la instalación en Yamal tras el arribo de nuevos socios.

Bajo los vigentes acuerdos para el proyecto, Gazprom tuvo que involucrarse como agente exportador y su rol no quedó claro.

Rusia, el segundo productor de gas a nivel mundial detrás de Estados Unidos, exporta la mayor cantidad de su gas a través de una red de gasoductos a Europa, donde la demanda se encuentra debilitada como consecuencia de la desaceleración económica.

Novatek y el principal productor petrolero del país, Rosneft, están ejerciendo presión por obtener los derechos de exportación del GNL. El último acuerdo con ExxonMobil para construir una planta de GNL en el este de Rusia fue estimado en 15.000 millones de dólares. 
Fuente: Reuters
Publicar un comentario en la entrada