miércoles, 21 de noviembre de 2012

Frente común

Ecologistas piden a la Junta una moratoria para investigar y extraer gas mediante la técnica del 'fracking'
Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía que materialice una moratoria para la investigación y la extracción de gas natural mediante la técnica del 'fracking' o fractura hidráulica a la vista de la incidencia que previsiblemente ésta va a tener sobre los acuíferos existentes.

Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía que materialice una moratoria para la investigación y la extracción de gas natural mediante la técnica del 'fracking' o fractura hidráulica a la vista de la incidencia que previsiblemente ésta va a tener sobre los acuíferos existentes.

Asimismo, la organización ecologista ha recamado a la administración que paralice las autorizaciones de investigación vigentes hasta que no hayan sido evaluados correctamente los impactos ambientales y que se sometan a exposición pública todos los proyectos que contemplen esta técnica. De igual modo, también invita a los alcaldes de las localidades afectadas a que se informen de los proyectos de investigación en su municipio y que tomen las medidas oportunas.

Ecologistas ha presentado este martes un informe sobre la amenaza que la fractura hidráulica produce en los acuíferos, coincidiendo con que el Parlamento Europeo vota este miércoles sobre una moratoria en el empleo de esta técnica.

La fractura hidráulica o 'fracking' consiste en la utilización de agua a presión mezclada con productos químicos, que se introduce en el subsuelo, con el fin de fracturar los estratos rocosos profundos, y así liberar el gas metano que contienen en su interior. Esta técnica, empleada en Estados Unidos y algunos países europeos, lleva aparejada una serie de problemas ambientales, entre los que se encuentra la contaminación de las aguas de los acuíferos, a causa de los productos químicos altamente contaminantes utilizados.

Según el informe de Ecologistas, alrededor del 80 por ciento de los permisos de investigación solicitados o concedidos, se localizan sobre acuíferos conocidos. Además, más de la mitad de los acuíferos afectados son de tipo calcáreo o carbonatado, que resultan "especialmente sensibles" a la contaminación por los productos químicos que contiene el fluido utilizado en este método.

En el caso de Andalucía las provincias afectadas serían Sevilla, Jaén, Cádiz y Córdoba, donde se han autorizados cuatros permisos de investigación y se han solicitado más de doce en estos dos últimos años.

La organización considera que la explotación de este tipo de recursos no hace más que profundizar en el actual modelo de consumo de recursos fósiles, modelo socialmente insostenible y contaminante, basado en la quema petróleo, gas natural y carbón para producir electricidad y posibilitar el transporte. "Apostar por este tipo de recursos implica retrasar aun más el desarrollo e implantación de las energías renovables y el ahorro energético además de seguir aumentando las emisiones de efecto invernadero en el Estado español", han señalado. 
Fuente: Qué
Publicar un comentario