jueves, 15 de noviembre de 2012

Se hacen los despistados...

Repsol sigue adelante con el permiso para buscar gas
La empresa prevé abrir un pozo el año que viene para ver si existe este recurso

Ni desmiente ni concreta. El Ministerio de Industria no aclara qué pasará con el último permiso que la compañía petrolera Repsol necesita para poder llevar a cabo la última fase del proyecto de investigación Siroco, que fue autorizado por el propio PP cuando gobernaba en 2003, y que consiste en abrir un pozo que permitirá salir de dudas sobre la existencia o no de bolsas de gas en los fondos marinos entre Fuengirola y Mijas lo suficientemente abundantes como para que pueda ser comercializado.

Pero la empresa de momento seguirá adelante. Las declaraciones que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, realizó el martes en el pleno del Senado, donde dijo que el Gobierno no autorizaría la explotación de gas en la Costa del Sol en el caso de encontrarse, abren un gran interrogante sobre el futuro de un proyecto que ya está en su recta final y que ha contado desde que en 2003 fue autorizado por el Ministerio de Economía con el beneplácito de los gobiernos posteriores.

Pese a los intentos reiterados de este periódico para que el Gobierno aclare esta cuestión, Industria no se ha pronunciado al respecto mientras Repsol lleva casi un año a la espera de que el Ministerio autorice la perforación del pozo exploratorio que tiene previsto hacer a cien metros de profundidad y a una distancia de nueve kilómetros al sur de Mijas y a 12 kilómetros al suroeste de Fuengirola, donde la campaña sísmica llevada a cabo por la multinacional en 2005 determinó la posibilidad de que se hallaran posibles bolsas de gas. Hasta que el Gobierno no diga lo contrario, fuentes de la empresa aseguraron ayer a este periódico que se seguirá trabajando porque "el permiso de investigación está en vigor". Hasta las sorprendentes declaraciones de Soria, la intención de Repsol era llevar a cabo en febrero de 2013 la última fase de su proyecto para culminar la búsqueda de gas que inició hace ya casi diez años tras su intento fallido de hacerlo este año debido al retraso que se produjo en la publicación de la declaración de impacto ambiental. A priori, este último permiso de Industria no parece que suponga mayor inconveniente después de que el Ministerio de Medio Ambiente diera el visto bueno a la declaración de impacto ambiental en julio del año pasado, aunque con la restricción de que sólo podrá realizar el sondeo entre los meses de febrero y abril para no afectar ni al turismo, ni a la pesca ni al paso de cetáceos en la zona.

Pero para poder hacerlo cuenta con la presión de que en agosto del año que viene caducan los permisos otorgados.
Fuente: Málago Hoy
Publicar un comentario