martes, 27 de noviembre de 2012

Siguiente presunto culpable

Arco Iris quiere saber si Repsol se negó a acoger al «Prestige» en A Coruña
La asociación ecologista ha diseñado una estrategia encaminada «a definir los daños ambientales y, sobre todo, la responsabilidad del propietario del barco y la casa armadora en el naufragio»

El juicio del Prestige se reanuda hoy con la segunda jornada de declaración del ex director general de la Marina Mercante, José Luis López Sors, que se enfrentará a las preguntas del abogado de la asociación ecologista Arco Iris, Manuel Meiriño, y, probablemente, a la abogada de la armadora Mare Shipping, María José Rodríguez Docampo, que también acusa al único ex alto cargo imputado por la gestión del accidente.

La acusación de Arco Iris ha adoptado un papel muy diferente a Nunca Máis en el juicio. Aunque acusa a López Sors, ha preferido diseñar una estrategia encaminada «a definir los daños ambientales y, sobre todo, la responsabilidad del propietario del barco y la casa armadora en el naufragio del barco», se detalla en un reciente comunicado del colectivo ecologista. «Arco Iris considera un error de bulto intentar responsabilizar del siniestro al Estado español, ya que ello, además de inútil, resultaría contraproducente para las finanzas públicas y más aún en una época de crisis como la actual».

El abogado que representa a este colectivo, Manuel Meiriño, aseguró ayer que interrogará a López Sors por uno de los asuntos sobre el que apenas hay información en el sumario: el papel de la empresa Repsol cuando el Gobierno barajó llevar el buque al pantalán de la compañía petrolera en A Coruña. Aunque en principio el práctico coruñés desaconsejó la operación y pidió que se le eximiera de responsabilidad por escrito si se llevaba a cabo, Meiriño quiere saber si se consultó esta posibilidad con la petrolera y si Repsol mostró sus reservas hacia una operación que podía dejar inutilizado su muelle petrolero durante una larga temporada.

La compañía fue después clave para recuperar 14.000 toneladas de fuel del pecio del Prestige, una operación pionera a nivel internacional, pues se logró extraer el hidrocarburo a 4.000 metros de profundidad. 
Publicar un comentario