miércoles, 14 de noviembre de 2012

Toca pagar, por listillos...

Acciona recurrirá una multa de 25,5 millones de euros impuesta por la CNC

Los servicios jurídicos de la naviera consideran que la sanción de la Comisión Nacional de Competencia, por pactar precios entre 2002 y 2010, “no se ajusta a Derecho”.

La naviera Acciona Trasmediterránea recurrirá la multa que le ha sido impuesta por la Comisión Nacional de Competencia (CNC) por valor de 25,5 millones por “repartirse el mercado y pactar precios en el transporte marítimo entre la península y Marruecos entre los años 2002 y 2010”. Fuentes de la compañía naviera explicaron a El Faro que sus servicios jurídicos consideran que la sanción “no se ajusta a Derecho” y por ello, presentarán el recurso ante la Audiencia Nacional.

Es la única declaración que hizo ayer la naviera, que conecta Melilla con la península –Málaga y Almería–, tras conocer la multa que la CNC ha impuesto, además de a Acciona Trasmediterránea, a su filial Europa Ferrys y otras cinco compañías por un valor de un total de 88,5 millones de euros.

La sanción a Acciona y a su filial Europa Ferrys es la segunda por importe, solamente por detrás de la fijada para el grupo integrado por Compagnie Maritime Marocco–Novergiènne, Líneas Marítimas Europeas y Comanav Ferry, cuya sanción asciende a 27,75 millones de euros.

El resto del cártel del Estrecho lo componen CMA–CGM y sus filiales Comanav y Comanav Ferry, con una multa de 13,8 millones de euros y Förde Reederei Seetouristk Iberia y Förde Reederei Seetouristk Maroc, sancionadas con 11,1 millones de euros. Las multas de menor cuantía corresponden a Baleària Eurolíneas Marítimas y su filial Euromaroc 2000, con 2,2 millones de euros. La sanción a esta naviera se ha visto reducida un 40% por haber colaborado en la investigación.

Por último, la compañía International Maritime Transport Corporation recibió una multa de 8,15 millones de euros.

Según informó ayer la Comisión Nacional de Competencia, está “acreditado” que estas empresas participaron en distintas reuniones e intercambiaron documentación para llegar a acuerdos sobre “fijación de precios, comisiones, condiciones comerciales y horarios en las líneas de transporte marítimo de pasaje y carga que unen la península con Marruecos”.

Competencia sostiene en sus conclusiones, a través de la documentación recabada durante las inspecciones que se llevaron a cabo en las sedes de las compañías como en las declaraciones de los “solicitantes de clemencia”. En virtud del programa de clemencia, “los miembros arrepentidos de un cártel pueden quedar eximidos de multa o ver reducida la cuantía de la misma si deciden denunciar al resto de integrantes del cártel y facilitar pruebas en su contra”. Tal ha sido el caso de la naviera Baleària Eurolíneas Marítimas, que ha visto reducida su sanción en un 40% por su colaboración por “haber aportado información con valor añadido significativo para demostrar la existencia del cártel”.

Según la CNC, el cártel operó entre 2002 y 2010 con el objetivo de obtener en los servicios entre la península y Marruecos “unos beneficios superiores a los que se obtendrían si todos los operadores implicados hubiesen respetado el funcionamiento del mercado y hubiese competido en él, en detrimento de los consumidores y usuarios”. Las navieras del cártel elaboraron y ejecutaron, siempre según la CNC, a lo largo de esos años acciones coordinadas en función de los medios de producción de cada una de ellas, de su presencia en cada línea y de los servicios que prestaban. Así, cada una de las prácticas implementadas “conseguía falsear la competencia en cada una de las rutas y servicios”, según la Comisión, que subrayó que esta actuación hizo que durante nueve años “no hubiera competencia en el servicio de transporte marítimo entre la península y Marruecos”.

Sanciones similares al 15% del volumen de negocio

La Comisión Nacional de Competencia estimó que “la gravedad de la naturaleza de esta conducta, su prolongada duración, el alcance a la práctica totalidad del mercado y la intensidad de los instrumentos empleados en su ejecución han contribuido a generar un grave perjuicio al interés público”, según informó.

Por ello, las sanciones son equivalentes al 15% del volumen de negocio en el mercado afectado por la infracción. Igualmente, la CNC consideró como agravante la reiteración de esta práctica en varias de las empresas ahora multadas, lo que supone una penalización adicional del 5%. Entre estas navieras reincidentes se encuentran Trasmediterránea, Europa Ferrys, Líneas Marítimas Europeas (LME), Comarit y Comanav. Cabe recordar que el pasado mes de febrero, la CNC multó con 54 millones de euros a Trasmediterránea, Baleària, Isleña Marítima de Contendedores, Sercomisa y Mediterránea Pitiusa por prácticas contra la competencia en Baleares.

Sin embargo, esta multa de 88,5 millones de euros a seis navieras es la segunda mayor sanción colectiva que la Comisión Nacional de Competencia impone.

La primera fue en 2009 contra seis aseguradoras por pactar precios en el segmento de los seguros decenales –aquellos que cubren los defectos enn la construcción de edificios de viviendas– por un valor de 120,7 millones de euros.
Publicar un comentario