lunes, 19 de noviembre de 2012

Se veía venir...

Un juzgado embarga uno de los buques de El Saler al no pagar 400.000 euros del rescate
La regeneración del litoral arranca con el cubrimiento del canal excavado que sirvió para sacar al 'Celia' del litoral de la Albufera

El rescate de los dos buques embarrancados en la playa de El Saler lleva camino de convertirse en un culebrón en el caso del 'BSLE Sunrise'. El juzgado de Permanencia Marítima de Cartagena ha decretado, según informó ayer la Delegación del Gobierno, el embargo del buque al no pagar la empresa propietaria una factura pendiente de 400.000 euros a Salvamento Marítimo por el trabajo realizado durante semanas de las dragas y remolcadores que sirvieron para llevar el barco al puerto.

Como informó LAS PROVINCIAS, Capitanía Marítima ha abierto un expediente sancionador al mismo barco por una presunta falta grave en la seguridad marítima la madrugada del incidente que acabó con el mercante varado en la playa de El Saler. Al parecer, el capitán ordenó varias maniobras para recuperar el ancla, que acabaron con el barco embarrancado. Por este motivo, se le pidió un aval de 100.000 euros si quiere abandonar el puerto de Valencia. Este trámite ya se ha cumplido.

El 'Celia', el otro buque implicado en el incidente, ha sido excluido de cualquier responsabilidad, por lo que es probable que hoy abandone el muelle, donde fue llevado al ser rescatado. Por su parte, la draga 'Los Olivillos' inició ayer por la tarde la regeneración de la playa de El Saler. A primera hora de la tarde y cuando faltaban pocas horas para la puesta del Sol, una de las embarcaciones más activas en el rescate de los dos mercantes que embarrancaron en esta parte del litoral de Valencia el 28 de septiembre, comenzó la metódica tarea de la reconstrucción.

La draga, de 45 metros de eslora, se situó al norte del antiguo hotel Sidi Saler para recoger sedimentos del fondo y empezar a tapar con toneladas de arena el canal abierto en octubre para el salvamento del 'Celia', el primero de los buques que consiguió ser remolcado a puerto. La empresa propietaria es la que ya ha firmado el contrato, indicaron fuentes de la Delegación del Gobierno. Queda pendiente la parte que le toca al otro buque y las tareas en la propia playa.

Esta embarcación, junto al 'Antignano', excavó sendos canales de siete metros de profundidad desde el lugar donde embarrancaron los barcos en dirección a mar abierto. La tarea fue especialmente complicada en el caso del 'BSLE Sunrise', al topar las máquinas con un fondo de arcilla y gravas.

La previsión es mover alrededor de 60.000 metros cúbicos de material, principalmente para tapar los citados canales. Estos barrancos submarinos afectan al oleaje y algunos vecinos de El Saler ya dieron la voz de alarma hace escasas fechas de que el próximo verano representarían un peligro para los bañistas.

Con las obras iniciadas ayer, la previsión es que en un mes quede todo totalmente restaurado, según afirmó la Delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León. El próximo verano, por lo tanto, no debería haber ningún problema por esto. La regeneración se ampliará a tierra firme, donde se realizará el grueso de las obras. Las dos empresas propietarias de los buques se harán cargo de los costes, que ascienden a 617.000 euros. El armador del 'Celia' ha depositado un aval bancario de 193.600 euros, mientras que los dueños del 'BSLE Sunrise' han hecho un depósito de 423.500 euros.

El proyecto consistirá en la recuperación de las dunas y compensar una erosión del litoral que ha provocado una regresión de varios metros en una extensión que se extiende por más de un kilómetro de costa de la Albufera. El Ayuntamiento aportará 15.000 plantas autóctonas para la recuperación de los cordones dunares, seriamente afectados. La tormenta ha llevado el oleaje hasta esa zona protegida, aunque los técnicos consideran que la reconstrucción es viable. 
Publicar un comentario