lunes, 19 de noviembre de 2012

Malo...

Un grupo brasileño y otro ruso se disputan el astillero público luso de Viana do Castelo
El constructor naval Rio Nave Serviços Navais de Río de Janeiro y la sociedad JSC River Sea Industrial son los finalistas - El propietario no pondrá vender la empresa en 5 años

El Gobierno portugués ha seleccionado a los dos grupos finalistas para hacerse con el mayor astillero del país, Astaleiros Navais de Viana do Castelo de titularidad pública. Los finalistas para convertirse en los nuevos propietarios del primer constructor naval luso son el grupo brasileño Rio Nave Serviços Navais de Rio de Janeiro y el ruso JSC River Sea Industrial.

La resolución gubernamental, publicada ayer en el Diario de la República de Portugal determinó que la venta de acciones que representan el 95% del capital social de la empresa estará sujeta a un "régimen de no disponibilidad" durante un plazo de cinco años.

Astalerios Navais de Viana, situados a 88 kilómetros de Vigo, tiene 5.950 millones de acciones, equivalentes 29,9 millones de euros, controladas por Empordef, el holding de las industrias de defensa portuguesas.

Portugal, sujeto a las estrictas condiciones del rescate de 78.000 millones de euros concedido por la UE y el FMI, está en proceso de desprenderse de varias empresas estatales de sectores estratégicos con el fin de reducir su déficit público.

En el caso de los astilleros de Viana do Castelo, el Gobierno justificó la decisión de privatizarlos por no estar en condiciones de garantizar nuevas inyecciones de capital en la empresa, que acumula una deuda estimada en 270 millones de euros.

Los astilleros, creados en 1944 y nacionalizados en 1975 después de la caída del régimen de Antonio de Oliveira Salazar, emplean a 630 trabajadores y construyen navíos de varios tipos, entre ellos militares, de pesca y de transporte.

En sus instalaciones está prevista la construcción de dos navíos asfalteros para Venezuela, con un coste de 128 millones de euros, según los acuerdos firmados por ambos países durante la última visita que realizó a Portugal el presidente Hugo Chávez, en octubre de 2010.

Fuentes del sector naval gallego consideran que la deuda y el gran número trabajadores del astillero hacen muy difícil que sea competitivo. Además, señalan que al encontrarse en el estuario del río Limia el acceso de grandes buques está limitado por la falta de calado.

El grupo Rio Nave dispone de un importante astillero en Río de Janeiro y se dedica también a la consignación de barcos en Brasil y Argentina, que el año pasado transportaron un total de 200.000 toneladas de trigo y harina de soja.

Rio Nave acaba de ganar un concurso de Transpetro, la naviera del gigante petrolífero brasileño Petrobas, para la construcción de 5 barcos -tres para el transporte de productos refinados y otros dos para el transporte de crudo- por valor de 210 millones de euros.

El astillero de Rio Nave tiene en la actualidad 650 trabajadores que se ampliarán hasta los 2.500 gracias a los nuevos pedidos de Transpetro.

Por otra parte, el sector naval gallego no conoce al otro finalista, el ruso JSC River Sea Industrial Trading, y cree que podría tratarse de un fondo de inversión dedicado al sector industrial y al transporte de mercancías por vía fluvial.
Fuente: Faro de Vigo
Publicar un comentario