viernes, 16 de noviembre de 2012

Mejor para todos

Industria mundial de cruceros implementará otras tres medidas de seguridad

La Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y el Consejo Europeo del Crucero (ECC) anunciaron, en representación de todo el sector, la puesta en marcha en breve de otros tres protocolos de seguridad, como parte del proceso de revisión de ese tema que se puso en marcha en enero de este año.

Estas nuevas medidas hacen referencia al almacenamiento de los chalecos salvavidas en los barcos de nueva construcción, la fijación de los objetos pesados a bordo, y la unificación de los protocolos del puente de mando dentro de las compañías que operan con una flota común, según han referido en un comunicado de prensa.

Explica la nota que en el caso de la primera complementará a otra puesta en marcha recientemente por CLIA y ECC, que obliga a transportar un número extra de chalecos salvavidas para adultos, de modo que el número de chalecos a bordo sea mayor que el de pasajeros.

Con la norma que se implementa ahora, y que afecta a los barcos de nueva construcción, los chalecos salvavidas que igualen o superen la normativa internacional y la de la bandera del barco deberán almacenarse en lugares muy próximos a los puntos de reunión o a los puntos de embarque en los botes salvavidas.

De esta forma, los miembros de la tripulación podrán acceder fácilmente a los chalecos salvavidas para distribuirlos entre los pasajeros en caso de una emergencia, puntualiza el despacho.

En cuanto a la medida relativa a la fijación de los objetos pesados supondrá que las compañías que forman parte de CLIA y ECC tengan protocolos dentro de sus Sistemas de Gestión de la Seguridad para fijarlos bien de forma permanente, si no están siendo utilizados, o bien cuando haya un temporal.

“Si no están bien fijados, estos objetos pesados pueden llegar a causar daño. Esta medida se desarrolló para salvaguardar todavía más el bienestar de los pasajeros y la tripulación. Las compañías miembro deberán llevar a cabo inspecciones en profundidad para asegurar que los objetos pesados están correctamente fijados”, indica la orientación.

Se entiende por objetos pesados, por ejemplo, pianos, televisiones, cintas para correr o equipamiento de lavandería. Esta propuesta ya está siendo puesta en marcha y se completará en los próximos meses.

En tanto que la unificación de los protocolos del puente de mando ayudará a mejorar la seguridad operativa de las compañías miembro de CLIA y ECC al dotar de mayor consistencia a los procedimientos operativos, tanto de las compañías individuales como de las marcas que tienen un mismo propietario y comparten flota.

Dado que los miembros del equipo que opera en el puente de mando en los barcos rotan con frecuencia, la aplicación de protocolos unificados mejorará las comunicaciones, no sólo dentro del barco sino también dentro de cada compañía potenciando así aún más la seguridad operativa.

“Estas tres nuevas medidas se suman a los siete protocolos ya implementados con anterioridad en diferentes campos. La industria del crucero ha adoptado estas normativas de forma proactiva desde enero de este año y está ayudando a mejorarla seguridad de los pasajeros y la tripulación, ya que esa es la principal prioridad de la industria, ha dicho al presentarlas Christine Duffy, presidente y CEO de CLIA.

Por su parte, Manfredi Lefebvred’Ovidio, presidente del ECC, abundó que estos protocolos muestran una vez más el compromiso de los miembros de las asociaciones del sector por unificar las prácticas de seguridad en toda la industria. “También son el reflejo de que las compañías están deseosas de adoptar y compartir las mejores prácticas siempre que es posible”, concluyó.
Publicar un comentario