miércoles, 14 de noviembre de 2012

Quieren negociar

British Gas ofrece en negociación con ENAP y Endesa subir en hasta 50% suministro de GNL
La británica estaría usando una cláusula del contrato llamada “Deliver or Pay”, donde la multa por no entregar el gas es sólo un tercio del valor de venta.

La pelea entre tres grandes, ENAP, Endesa y British Gas (BG) está lejos de terminar. Según fuentes del proceso, las negociaciones siguen su curso, aunque no se vislumbra un acuerdo por ahora, sobre todo tras el anuncio de la británica a las firmas chilenas de que podría reducir hasta en 40% sus entregas de GNL en 2013 por problemas de suministro en Egipto.

Según BG, estos recortes sólo afectarían a las dos empresas mencionadas, pues otro de sus clientes, Metrogas, ya renegoció el contrato.

Para todos, el anuncio de BG es una forma de presión que está ejerciendo la británica en una negociación que lleva más de año y medio para reajustar el precio del GNL. Según el contrato a partir de 2013, el indexador cambia desde crudo Brent al índice Henry Hub, que mide el precio del gas en Estados Unidos.

Entrega o paga


El acuerdo con las compañías locales contiene una cláusula llamada Deliver or Pay (entrega o paga), la que básicamente señala que BG debe entregar el GNL al precio acordado (bajo el nuevo esquema en torno a US$ 3, según cerró el Henry Hub) o pagar una multa, la que llegaría a un tercio del mencionado índice; es decir, US$ 1 por millón de BTU. Por eso, dicen cercanos a las negociaciones, para BG sería mucho más atractivo no cumplir con las locales. Paga una multa baja y puede vender ese mismo gas en Asia, donde la demanda sigue creciendo y, por tanto, los precios están sobre los US$ 12/millón de BTU. Las ganancias, calculan expertos, estarían en torno a US$ 700 millones para la británica.

En todo caso, las partes siguen conversando. De hecho, aseguran que British estaría ofreciendo subir hasta en un 50% el volumen de suministro a las compañías, desde los 4,4 millón de BTU que están pactados hoy, entre Endesa y ENAP. La diferencia es que este suministro adicional no estaría sujeto a los precios actuales (en torno a 
US$ 15/millón de BTU), pero tampoco a la “Fórmula Metrogas”. En este caso, dicen fuentes de las negociaciones, se cobraría un valor intermedio, entre el precio spot de ese momento y la mentada fórmula. Los indexadores a usar son los que estarían en discusión, aseguran.

Otro punto es que también se cambiaría la fuente primaria del gas, ya no siendo Egipto, asegurando el suministro.

El ofrecimiento no es antojadizo, pues GNL Quintero –sociedad dueña del terminal, formada por Enagás, Metrogas, Endesa y Enap- ya anunció un plan para subir en un 50% su capacidad de regasificación, abriendo espacios para nuevos entrantes, pero también para que los actuales usuarios suban su capacidad de uso.

Además, en el pipeline del terminal está la construcción de un nuevo estanque de almacenamiento, que permitiría doblar la capacidad actual del terminal.

El proceso


El problema para la británica, y que ha resultado ser beneficioso para las firmas locales, es que el descubrimiento de shale gas en EE.UU. produjo un reajuste en la industria. Así, mientras antes se esperaba que el Henry Hub estuviera en precios altos, hoy la realidad es que está en US$ 3,65 -al cierre de ayer- por millón de BTU y en el año promedia US$ 2,65/MM BTU.

Producto de esto, los números no dan para BG. Por ello, en las negociaciones ha tratado de cambiar la fórmula a través de la cual pagarán por el GNL las locales. Hace unos meses, Metrogas anunció que producto de su acuerdo con BG, podría rebajar en torno a 20% las cuentas para sus clientes.

Según fuentes de mercado, la firma aceptó cambiar las condiciones de precio. Ya no sólo miraría el Henry Hub, sino que sumaría otras variables –como aranceles, regasificación, transporte y otros-, quedando en torno a US$ 10 por millón de BTU. Atractivo para BG, y de igual forma, una baja en lo que paga Metrogas.

De hecho, en el mercado se señala que el acuerdo sigue siendo rentable para la distribuidora de gas, pues su precio de venta de gas está en torno a US$ 40 /mm BTU.

Por causa de este acuerdo, señalan fuentes vinculadas al proceso, es que Metrogas no estaría incluido dentro de los posibles recortes en suministros de GNL que haría BG en 2013. Sin embargo, cercanos a estas compañías señalan que la distribuidora de gas no estaría incluida, pues al momento de renegociar, además de un nuevo indexador, cambió la fuente primaria desde donde se traería del gas, dejando de ser Egipto.

Acusaciones


Es esta misma fórmula –conocida como la “Fórmula Metrogas”- la que estaría ofreciendo BG a ENAP y Endesa y, según entendidos, estaría haciendo uso de una cláusula del contrato para tratar de presionar, tal como acusaron Endesa y ENAP la semana pasada.

De hecho, ENAP señaló que “exigirá el total cumplimiento de los contratos en defensa de sus derechos”, añadiendo que el anuncio de BG “resulta aún más grave considerando que es inversionista en el terminal de regasificación GNL Quintero (…) que tiene variados puntos de abastecimiento”.

Endesa, en tanto, fue más clara y señaló que sus conversaciones con BG se refieren al precio del GNL y no al cumplimiento del suministro y que “no aceptará esto como elemento de presión”. En todo caso, fuentes de la británica descartan que el anuncio de un posible recorte en el suministro sea una medida de presión en la reformulación del precio.
Fuente: DF.cl
Publicar un comentario