miércoles, 19 de marzo de 2014

Algo es algo

Navantia cierra acuerdos para reparar seis cruceros este año en el astillero de Cádiz
La compañía española asiste en Miami a la feria mundial del sector mientras ultima el contrato con Carnival y ofrece sus servicios a la poderosa MSC

El área de reparaciones de Navantia progresa adecuadamente. La presencia de la compañía española en la mayor feria de cruceros del mundo, celebrada la pasada semana en Miami, ha servido, por un lado, para estrechar lazos con las grandes compañías del sector y, por otro, para cerrar los flecos de algunos contratos que están aún pendientes de firmar. Navantia arrancó el año con cuatro acuerdos en firme para reparar barcos en el astillero de Cádiz. Así, Royal Caribbean y Pullmantur renovaban su confianza con el astillero gaditano para la inspección y transformación de sus barcos a lo largo de este año. El departamento comercial de Navantia ha cerrado en este primer trimestre dos acuerdos más. El astillero de Cádiz tiene asegurado, de momento, carga de trabajo para primavera y otoño con la reparación de seis buques. Además, algunas compañías de cruceros ya han notificado a la empresa española su intención de reservar dique para 2015 y 2016 con el ánimo de traer hasta la Bahía a parte de su flota para someterla a una puesta a punto. LA VOZ adelantó a mediados del pasado febrero que una de estas empresas interesada en modernizar su barcos en Cádiz era Carnival. No ha sido fácil fichar a este gigante del turismo de cruceros.

A favor de la compañía española ha jugado el curriculum que se ha labrado en los últimos cinco años en este complicado campo de trabajo, dominado por Francia y los países nórdicos. Un grupo de ejecutivos de Carnival se interesó el pasado verano por las actuaciones que Navantia ha llevado a cabo en varios buques de Royal Caribbean. Tanto las explicaciones como los datos técnicos de las obras de reparación se encontraban recogidos en un completo dossier, avalado por la propia Royal Caribbean, en el que se hacía referencia a la transformación en noviembre de 2011 del 'Splendour of the Seas'. También se incluyó la reparación del 'Grandeur', en mayo de 2012, y del 'Serenade', en noviembre del mismo año. La Royal Caribbean se ha convertido en uno de los clientes preferentes de Navantia y la mejor prueba de ello son las reservas anuales de dique para la reparación de sus barcos. En abril de 2013, le tocó el turno al 'Brillance'. Esta carta de presentación ha sido clave para que Carnival inclinara la balanza a favor de la compañía española.

La participación de Navantia en la 'Cruise Shipping Miami', la mayor feria de cruceros del mundo, ha tenido una respuesta positiva para los astilleros españoles. Se trata de la feria más importante del sector a la que han asistido más de 900 empresas exhibidoras que, con sus compañías subsidiarias, controlan el 80% del tráfico mundial de cruceros. Navantia instaló un stand que fue visitado por compañías navieras, autoridades portuarias y empresas relacionadas con el sector, entre las que cabe destacar Roya Caribbean, Carnival, Disney Cruises, Celebrity, Azamara, MSC, Windstar Cruises y Pullmantur.

Las acciones comerciales en este foro mundial tienen especial importancia, ya que se han mantenido contactos con los representantes de la compañía italo-suiza Mediterraneam Shipping Company (MSC). Así, Navantia trata ahora de cerrar un contrato con MSC y la Norwegian-Star Cruises tras ultimar el acuerdo con Carnival.

Todo empezó hace cinco años

No ha sido fácil colocar a la planta gaditana en la primera línea de este mercado. Navantia se vio obligada en 2009 a diversificar su actividad en materia de reparaciones tras anunciar la Armada española la cancelación de sus planes de inversión en la renovación de la flota. Hasta ese momento, el Ministerio de Defensa era el principal cliente de la compañía naval, pero la crisis y los ajustes presupuestarios llevaron a la Armada a suspender sus inversiones, lo que obligó a la compañía a buscar otras fuentes de ingresos. De esta forma empezó su incursión en el mercado de la reparación de cruceros. La primera compañía que utilizó los servicios de Navantia fue Iberocruceros, que firmó un contrato en 2009 para la reparación del 'Grand Voyager'. El resultado fue muy satisfactorio, ya que esta compañía repitió al año siguiente con el 'Grand Mistral' y volvió en 2011 con el 'Grand Celebration'. El trabajo de Navantia en la puesta a punto de los cruceros empezó a calar cuando en noviembre de ese mismo año la compañía Royal Caribbean confió a Navantia-Cádiz la reparación del 'Splendour of the Seas'.
Publicar un comentario en la entrada