lunes, 24 de marzo de 2014

Mexico, a por todas

Extraerán gas de aguas profundas
Se obtendrán 400 millones de pies cúbicos para 2016, proyecta paraestatal

A finales de este año, Petróleos Mexicanos (Pemex) iniciará la explotación del primer yacimiento de gas descubierto en aguas profundas del Golfo de México, Lakach, el cual podría aportar una producción máxima de 400 millones de pies cúbicos de gas natural en 2016.

Luego de casi ocho años de su descubrimiento, de problemas en el desfasamiento de la perforación del primer pozo y de que los ingenieros de Pemex reconocieran que el campo es “técnicamente viable aunque su rentabilidad es marginal, dadas las condiciones del precio actual del gas en el mercado de Norteamérica”, el gobierno federal decidió dar luz verde a su explotación, pues cuenta con información certificada de que Lakach tiene una reserva total de 850 mil millones de pies cúbicos de gas, que empezarán a extraerse antes de que concluya este año.

Incluso, en abril de 2012, la Comisión Nacional de Hidrocarburos elaboró un dictamen sobre el proyecto que resultó desfavorable, pues consideraba que “Lakach pudiera no ser rentable; carecía de una estrategia de administración y los números de reservas presentados no eran consistentes con las cifras de Pemex Exploración y Producción (PEP)”.

Sin embargo, la nueva evaluación del campo permite prever que es posible extraer 75% del total de reservas estimadas (factor de recuperación), de manera que el activo podría aportar 637.5 millones de pies cúbicos, volumen equivalente a 100 días de producción de gas a los niveles actuales de extracción.

El campo fue considerado por el ex presidente Vicente Fox como “el gigante de las gaseras más importante de los últimos años”.

De acuerdo con información obtenida por EL UNIVERSAL, la explotación del campo es necesaria debido a que “permitirá reducir las importaciones de gas natural y de gas licuado, contribuyendo a mitigar la brecha entre la oferta y la demanda, pues aportará el equivalente a 6% de la producción nacional”, señaló un alto funcionario de la paraestatal.

El proyecto —que se ubica a 131 kilómetros al noroeste de Coatzacoalcos, Veracruz, y 98 kilómetros al sureste de la capital de esta entidad, en aguas territoriales del Golfo de México— requerirá una inversión de 35 mil 323 millones de pesos para los próximos 19 años.

De acuerdo con la Gerencia del Proyecto de Desarollo Lakach de PEP, este activo se presenta como una opción viable y atractiva para contribuir a incrementar la oferta de gas natural, pues se prevé que la demanda continúe creciendo a ritmos acelerados.

Según las proyecciones de la paraestatal, el crecimiento de la demanda de gas natural obedece principalmente al consumo de los sectores eléctrico, petrolero e industrial. El sector eléctrico se convertirá en el principal demandante de gas natural en 2026, con una participación de 46.3%; en segundo orden de importancia está el consumo del sector petrolero, con 36.1%, y el tercer consumidor más importante será el sector industrial, que representará 16.1% del total nacional.

Estos tres sectores concentrarán en promedio 98.4% de la demanda de gas natural durante el periodo de proyección.

El Proyecto Integral Lakach se compone del desarrollo de nueva infraestructura, la perforación de seis pozos y la terminación de otros siete, incluyendo la recuperación del pozo delimitador, todos con terminaciones submarinas, los cuales estarán interconectados a dos cabezales de producción submarinos (Manifolds).

Una vez en tierra, los fluidos del yacimiento serán procesados en la Estación de Acondicionamiento de Gas Lakach (EAGL), cercana a la Estación de Recompresión 5 Lerdo, en el estado de Veracruz.

El gas residual obtenido será incorporado al Sistema Nacional de Gasoductos (SNG), mientras que los condensados (nafta ligera) se comercializarán en sitio mediante autotanques.

Pemex considera que además del beneficio que este proyecto puede tener, “Lakach será el punto de partida y apalancamiento para impulsar el desarrollo de otros campos en el área con alta probabilidad de ser exitosos”, tales como Piklis y Nen, con incorporación de reservas probables de 791 mil millones de pies cúbicos y 442 mil millones de pies cúbicos, respectivamente.

Otro candidato es el campo Kunah, que ofrece perspectivas adicionales de un billón 800 mil millones de pies cúbicos. 
Publicar un comentario en la entrada