miércoles, 26 de marzo de 2014

Podemos ser la solución

La 'alternativa española' al gas ruso
Enagás destaca el papel de España como "puente" entre Europa y los principales países productores

España debe aprovechar posición "estratégica" para convertirse en la alternativa al gas ruso y servir de puente para el tránsito de este combustible entre Europa y los principales países productores. Es el diagnóstico expuesto por Antonio Llardén, presidente de Enagás, durante la junta de accionistas que el operador gasista ha celebrado este martes. En su opinión, conflictos como el que está teniendo lugar entre Rusia y Ucrania ponen de manifiesto la importancia de contar con sistemas energéticos seguros.

A este respecto, ha destacado la "gran fortaleza" de España en cuanto a infraestructura gasista, tanto en lo que se refiere a las plantas de regasificación como a las conexiones con el Norte de África. Una privilegiada posición que puede convertir a España "en el puente entre Europa y los principales productores de gas natural". "Las plantas de regasificación pueden ser aprovechadas no sólo por España o Europa, sino por cualquier país del mundo, como ya se está empezando a hacer a través de la recarga de grandes buques metaneros en las plantas de la Península Ibérica", ha añadido Llardén.

Frente a la dependencia que numerosos países europeos han demostrado tener respecto al gas ruso, España cuenta con un suministro muy diversificado. Según datos de la asociación Sedigas, el pasado año este combustible llegó de once mercados distintos. El principal de ellos, Argelia, con un 51%, seguido de los países del Golfo (12%) y, Nigeria (10%), principalmente. El gas llega a España a través de las seis regasificadoras operativas con las que cuenta el sistema, y seis gasoductos: dos con el Magreb, y otros tantos con Francia y Portugal.

Respecto a la estrategia empresarial de Enagás, Llardén ha recordado a los accionistas que en negocio regulado en España "seguirá siendo la prioridad", aunque también se avanzará en el desarrollo de proyectos internacionales. Es este sentido, ha destacado el reciente anuncio de la compra del 22% de Transportadora de Gas de Perú (TgP) a Hunt y Repsol, y del 30% de la Compañía Operadora de Gas del Amazonas (Coga).

Para este año, Enagás se propone incrementar el beneficio neto en un 2,4% (el pasado año fue de 403,2 millones de euros). Además, prevé invertir 625 millones de euros, de los que un 35% será en activos regulados en España, y el 65% restante en proyectos internacionales.

Reforma del sector

En relación con la inminente reforma del sector gasista que prepara el Gobierno, Llardén aseguró que "tanto el regulador como los agentes del sistema estamos trabajando para obtener una solución consensuada y que nos dé perspectiva de futuro y una nueva etapa de estabilidad regulatoria". Además, ha recordado que "el incipiente déficit gasista (que este año podría llegar hasta los 800 millones de euros) no es comparable al del sector eléctrico" y que admite "soluciones factibles y asumibles".

La junta de accionistas ha aprobado todos los acuerdos propuestos en el orden del día, "con cerca del 100% de votos a favor", según indica la compañía en un comunicado. Entre ellos estaba el nombramiento como consejeros de cinco expolíticos vinculados al Partido Popular: Ana Palacio, Isabel Tocino, Antonio Hernández Mancha, Luis Valero y Gonzalo Solana. La retribución de los miembros del consejo de administración ha sido refrendada "con una mayoría del 99%". Sin embargo, el informe anual sobre las remuneraciones de los consejeros –que se somete a votación con carácter consultivo- contó con un respaldo algo menor, del 85%. Según explican fuentes de Enagás, algunos ‘proxys’ (empresas internacionales que elaboran informes sobre gobierno corporativo) e inversores consideran que la alta dirección de la compañía debería contar "con un plan de incentivos adicional a largo plazo". 
Publicar un comentario en la entrada