lunes, 24 de marzo de 2014

Nuevos bajos

Los problemas de calado en el puerto de Llanes dificultan las labores de entrada
Una embarcación tuvo que esperar tres horas a que subiera la marea para poder atracar en el primer día de la costera de la xarda

Cerca de tres horas permaneció ayer en la bocana del puerto de Llanes la embarcación 'J. J. Gas', sin poder entrar a descargar los 2.400 kilos de xarda que traía en cubierta. La lancha embarrancó sobre un banco de arena y el patrón, el llanisco Alfonso Díaz Garrobo, tuvo que dar marcha atrás y situarse a la altura del faro de Llanes hasta que la subida de la marea le permitiera alcanzar el muelle. La llegada del barco se produjo media hora antes de la una de la tarde, momento en el que estaba fijada la bajamar de ayer, una jornada en la que el coeficiente de mareas era de 70.

Casi dos horas antes, sin problemas, habían atracado en el puerto pesquero llanisco las embarcaciones 'El Reviru', 'Sandra María', 'Vendaval' y 'Bramadoria'. Descargaron la pesca y una de ellas hasta había regresado de nuevo al mar a retirar unos aparejos. La opinión mayoritaria de los antiguos marineros y curiosos que cada día de pesca abarrotan el puerto de Llanes apuntaba a que «los recientes temporales metieron mucha arena en la entrada del puerto». La creencia es que los fuertes oleajes de las últimas fechas «sacaron arena de todas las playas cercanas y la depositaron en la bocana del puerto». Lo cierto es que a las playas de Toró y el Sablón, las más próximas a la rada llanisca, se encuentran completamente descarnadas.

El 'J. J. Gas' es un barco con base en Lastres que durante la costera de la xarda patronea el llanisco Alfonso Díaz Garrobo, quien, una vez en el puerto, explicó que «la lancha trabó en un banco de arena cuando todavía faltaba una hora para la bajamar. Tuvimos que salir más adentro y estar parados allí durante más de dos horas, el tiempo que le restaba por bajar y otro tanto para que recuperara el calado».

El patrón confirmó que durante la jornada habían estado pescando cerca de la costa, «a 42 brazas, lo que se llama tierra de playas», y como la jornada no fue muy exitosa en los primeros momentos tuvieron que alargar la faena. Alfonso Díaz no se mostraba especialmente contrariado por la circunstancia que le tocó vivir y matizó que «el puerto de Llanes lleva un mantenimiento y tiene que quedar muy claro, a quien corresponda, que hay que dragarlo todos los años. Y el de 2014 va a ser especial porque cada día llega más arena al muelle y a la bocana de entrada». El inicial contratiempo lo compensaba Alfonso Díaz con la descarga de 2.400 kilos de xarda, la cantidad máxima que tenía asignada en función del número de tripulantes que lleva su embarcación.

Uno de los que ayer pudo llegar a puerto sin problema fue Ángel Batalla, patrón y armador del 'Sandra María' y presidente de la cofradía de pescadores Santa Ana, de Llanes. Batalla adelantó que el puerto llanisco necesita «un dragado urgente» y especuló con la posibilidad de que se produzca «en el mes de mayo». Se mostró menos incisivo que en anteriores ocasiones y matizó que el dragado «no lo podrá hacer el Principado de la noche a la mañana pero lo bueno sería que a los de Llanes nos pusieran los primeros en la lista de espera». Mientras llega el deseado dragado, valoró Batalla que el puerto está ahora «en las mismas condiciones de antes de construirlo: dependemos de las mareas para entrar y salir». También señaló como causa de la enorme cantidad de arena que se acumuló a la entrada a «las bagamares, lo que ahora llaman ciclogénesis explosivas, que fueron muchas y muy seguidas».

En el primer día de pesca de la xarda, la lonja llanisca tuvo ayer más actividad de la normal. A la rula llegaron 12.600 kilos de pescado que fueron adquiridos en su totalidad por Congelados Barandica, una comercializadora ubicada en Santander. El precio de la xarda fue de 73 céntimos de euros el kilogramo.
Publicar un comentario en la entrada