lunes, 3 de marzo de 2014

A juicio

Gas Natural y ENI demandan a Egipto por la paralización de una planta de gas
Unión Fenosa Gas presenta una solicitud de arbitraje ante el Banco Mundial

El descubrimiento de un sarcófago intacto de hace más de 3.500 años perteneciente a la dinastía XVII del Antiguo Egipto, en las excavaciones de la necrópolis Dra Abu el Naga, en Luxor, ha sido la actividad más destacada de Unión Fenosa Gas en Egipto en los últimos meses. Mientras, la gran planta de licuefacción de Damietta permanece paralizada desde hace más de un año por la suspensión de entregas por parte del suministrador de gas natural. Por ello, Unión Fenosa Gas, participada al 50% por la española Gas Natural Fenosa y la italiana ENI, ha decidido demandar al Estado egipcio.

La demanda de arbitraje se presentó a finales de la semana pasada ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), una institución del Banco Mundial. Es el segundo arbitraje que solicita una empresa española desde el estallido de la crisis social y política en Egipto de los últimos años. La anterior fue presentada por Cementos La Union y Áridos Játiva a finales del año pasado.

Unión Fenosa Gas ha contratado como representantes legales a la firma King & Spalding, una firma con casi 130 años de historia cuya oficina en Houston (Texas) está especializada en energía y que tiene implantación en Oriente Medio.

La paralización de la planta de Damietta ha supuesto que Gas Natural Fenosa haga un saneamiento de 70 millones de euros en sus cuentas de 2013 dentro del epígrafe “Otro inmovilizado intangible”. Refleja así la pérdida por deterioro del valor que se asignó a los derechos de procesamiento de gas en la planta de licuefacción egipcia cuando Gas Natural compró Unión Fenosa. Gas Natural ha puesto a cero ese valor.

"Seguimos con el problema de la parada temporal. No hemos conseguido aún alcanzar un acuerdo satisfactorio con las autoridades egipcias respecto a cómo y cuándo resolver este problema. Estamos confiados de que cuando la actual situación política en Egipto se estabilice, cosa que esperemos que suceda más o menos pronto (...) podamos ya entrar en detalle de cual sería este acuerdo definitivo que sin ninguna duda contemplará un plan transitorio", explicó el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, en la presentación de los resultados de 2013. Unión Fenosa Gas inició en 2013 acciones legales en defensa de sus derechos contractuales que ahora han derivado en este arbitraje.

Unión Fenosa Gas tiene el 80% de Segas (Spanish Egyptian Gas Company), la sociedad que gestiona el tren de licuefacción de Damietta, mientras que el 20% restante corresponde a las estatales EGPC y EGAS. La firma italoespañola responsabiliza al Estado egipcio de la falta de suministro que impide operar a la planta, que tiene una capacidad de procesamiento de 7,56 bcm por año.
Fuente
Publicar un comentario en la entrada