viernes, 28 de marzo de 2014

Otro más

Gondán cierra en Noruega el contrato de otro barco, por importe de 58 millones de euros
Se trata de un buque de abastecimiento a plataformas petrolíferas y será el primero que se construya en Asturias con el nuevo 'tax lease'

Tras meses de incertidumbre a raíz del expediente abierto por la Comisión Europea por el antiguo sistema de financiación de buques, el sector naval español parece haber entrado en una nueva etapa. Los astilleros españoles han logrado firmar siete nuevas operaciones a través de los mecanismos de financiación ofrecidos por el nuevo 'tax lease', según desveló ayer la Asociación de Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar). Una de ellas beneficia a la empresa asturiana Astilleros Gondán, situada en Castropol, que esta misma semana ha cerrado una operación con el nuevo régimen de financiación con un armador de Noruega.

El buque, un Offshore Platform Supply Vessel (PSV) -usado para abastecer plataformas petrolíferas-, trabajará en los campos de producción del Mar del Norte, costará más de 58 millones de euros y su construcción conllevará 250.000 horas de trabajo para el Occidente de la región. El nuevo contrato del astillero asturiano se conoce pocos días después de que la compañía firmara en Oslo otra operación, esta vez sin 'tax lease', para la construcción de un buque oceanográfico con destino al Instituto de Investigaciones Marinas noruego, que dará trabajo al astillero de Figueras durante los próximos dos años y que costará 53,3 millones.

Además de Gondán, Astilleros Balenciaga, con sede en Zumaya (Guipúzcoa), construirá otros seis buques. En este caso, especializados en situaciones de emergencia y salvamento en plataformas petrolíferas. Los barcos fueron contratados el pasado mes de diciembre con un armador británico. En su conjunto, el acuerdo supone una inversión de más de 83 millones de euros y unas 700.000 horas de trabajo, con lo que asegura actividad en el astillero hasta febrero del año 2016. La compañía vasca fue la primera en formalizar operaciones con el nuevo sistema, en concreto dos, por lo que con los nuevos, la cifra final de barcos que se construirán con el nuevo sistema se eleva a nueve.

Una cifra que, no obstante, podría incrementarse en el corto plazo ya que, según fuentes de Pymar, se están ultimando nuevos contratos. Según la información que maneja el sector, solo para los dos astilleros asturianos (Armón y Gondán) había el pasado mes de febrero sobre la mesa, en construcción, adjudicados o comprometidos buques por un valor aproximado de 163 millones.

Los esfuerzos de los astilleros se centran ahora en convencer de nuevo a los inversores -sobre todo entidades financieras y empresarios- para que entren de nuevo en la industria naval, habida cuenta de que la Comisión Europea aún no ha dado su plácet definitivo a la cantidad a reembolsar del antiguo sistema.

La demanda mundial de barcos ha vuelto a crecer. Una de las mayores oportunidades que tiene el sector naval es el segmento de buques 'offshore', ya sea para la industria de exploración y explotación de hidrocarburos en alta mar, como el que acaba de adjudicarse Gondán, o para las energías renovables, como la eólica marina. La amenaza que países como China o Corea pueden suponer para la industria española depende, en gran medida, del tipo de barco que se construya y los astilleros asturianos poseen un amplia experiencia en buques de alto valor tecnológico. 
Publicar un comentario en la entrada