miércoles, 5 de marzo de 2014

Sólo miran por lo suyo, la pasta

Ascer le pide a Bruselas que valore el ‘fracking’ en Europa
La patronal apoya la extracción del polémico gas pizarra para abaratar costes

Ascer, la asociación de fabricantes de baldosas cerámicas que preside Isidro Zarzoso, reclama medidas urgentes por parte de la Unión Europea dirigidas a apoyar al tejido industrial europeo, dentro de su estrategia UE 2030, especialmente en el caso de las que son grandes consumidoras de energía, como es el caso del azulejo. Lo hace a través de la divulgación de “un manifiesto que han firmado 137 directores ejecutivos que representan a la industria manufacturera de la UE” y que ha sido publicado por IFIEC Europa (Federación Internacional de Industrias Consumidores de Energía), y en el que piden la reclamación al shale gas o gas pizarra, cuya extracción lleva aparejada el polémico sistema del fracking, en torno al cual se ha abierto un acalorado debate por parte de todos los grupos políticos y de ecologistas, también en la provincia de Castellón, donde ya existen proyectos en estudio.

“Esta iniciativa, que representa a más de un millón de puestos de trabajo directos de diversos sectores y países de toda Europa, es excepcional”, explica Fernando Felzinger, presidente de IFIEC Europa. “Solo se puede explicar por la gravedad de la crisis que está afectando a la industria manufacturera de la UE-28”, añade.

El fondo de la cuestión reside en los altos costes de la energía, que los hacen imposibles de trasladarse al cliente final. La clave de estos altos precios son “los costes regulatorios (subsidios para las energías renovables, impuestos, costes de red...)”, unos “recargos crecientes” que “crean una carga sin precedentes para las industrias de fabricación que no pueden trasladar a sus clientes”. Especialmente grave en el caso del gas, porque su aprovisionamiento es todo en el exterior.

La queja llega en medio de las críticas de Ascer a la reforma eléctrica que propone el Gobierno de España, y que va a suponer unos sobrecostes globales de 70 millones para la industria cerámica.

¿LA SOLUCIÓN?

Por eso, y a través del Manifiesto, los principales directivos empresariales europeos reclaman al Consejo Europeo orientar su trabajo al apoyo de “una energía competitiva en coste y segura. Esta es la prioridad número uno”. El documento asegura que “ignorar la opción del shale gas --gas pizarra-- sería un gran error”, opinión que vierte el director general del Consejo Europeo de la Industria Química (CEFIC), Hubert Mandery.

Hay que recordar que, en la actualidad, el sector azulejero español obtiene su suministro de gas de países como Argelia, un coste al que se suman otros como los derivados de la legislación y los peajes regulatorios, que suman dos tercios del precio final. 
Publicar un comentario en la entrada