miércoles, 19 de marzo de 2014

Se acabó

Gas Natural y Repsol disuelven la alianza Stream de GNL 

Gas Natural y Repsol ya han formalizado la disolución de la sociedad Stream LNG, que controlaban al 50 por ciento para la gestión de la flota de barcos para el transporte de gas natural licuado. Según consta en la memoria anual de la compañía gasista, durante el pasado año Gas Natural compró a Repsol un total de 1.000 acciones de esta sociedad por un millón de euros.

Esta sociedad no cuenta con activos y una vez que Repsol desinvirtió en el negocio del gas natural licuado (para compensar la expropiación de YPF), no tenía sentido que siguiera funcionando en los mismos parámetros.

En consecuencia, desde el 1 de enero, Gas Natural Fenosa gestiona directamente sus buques. Aunque era previsible la disolución de esta sociedad, esta operación no podía cerrarse hasta que Repsol concretara la venta de sus activos de gas a Shell, lo que finalmente ocurrió a finales de 2013.

Esta sociedad opera en el ámbito del aprovisionamiento, transporte, trading y comercialización mayorista de gas natural licuado. La compañía fue creada en el año 2008, con el objetivo de maximizar el valor de los contratos de sus dos socios a través de una gestión y comercialización eficiente, así como facilitarles el acceso a fuentes de aprovisionamiento de GNL y a mercados estratégicos.

Litigio con Hacienda

Por otro lado, la memoria de Gas Natural recoge el litigio que mantiene con la Agencia Tributaria por distintos procesos de inspección en cuanto a los ejercicios fiscales de 2003 y 2008 por discrepancias sobre la aplicación de la deducción, prevista en el Impuesto sobre Sociedades, por actividades de exportación a las inversiones. El importe de las actas de disconformidad por parte de la Administración asciende a 89 millones de euros. Gas Natural ha recurrido estas actas ante el Tribunal Económico y Administrativo y la Audiencia Nacional. 
Publicar un comentario en la entrada