viernes, 9 de noviembre de 2012

Bilbo Connection

El puerto de Bilbao pide a la Fiscalía que actúe contra el cártel del transporte por impedir el trabajo

El conflicto suscitado por los transportistas autónomos que operan en el puerto de Bilbao ha conseguido colapsar la actividad en los muelles, al tiempo que crecen los actos de sabotaje y las denuncias por una situación en la que el freno a la actividad parece haberse impuesto mediante actos ilegales. La Ertzaintza imputó ayer a ocho personas a las que acusa de «coacciones en el ámbito laboral», al tiempo que el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, José Ramón de La Fuente, ha pedido a la Fiscalía que actúe de forma decidida contra quienes «impiden el trabajo de la mayoría de camioneros». Por otra parte, la patronal del transporte Asetravi, denunció también ayer la existencia de «actos violentos», al tiempo que se dirigió al Departamento de Interior del Gobierno Vasco, «para que garantice el derecho fundamental al trabajo de quienes desean seguir cumpliendo su cometido».

El conflicto se inició el lunes, tras una llamada a paralizar la actividad realizada por Sintrabi y Egas, que agrupan a la mayor parte de los camioneros autónomos que operan en el puerto, especialmente en el movimiento de la carga general y los contenedores. Aunque en los dos primeros días de paro algunos transportistas decidieron mantener su actividad, la escalada de actos vandálicos y amenazas ha conducido a la parálisis total. Los profesionales demandan la firma de un acuerdo con las empresas que les contratan, mientras que algunas de las compañías que operan en el transporte portuario denuncian que «estamos ante un intento de rescatar el cártel que funcionó hasta hace algunos años». Esto es, un contingente cerrado de camiones que operan con tarifas fijas, lo que va en contra de la libre competencia.

El presidente del puerto de Bilbao advierte de que de prolongarse esta situación puede conducir al cierre operativo del puerto, mientras que fuentes empresariales señalan que numerosas compañías han decidido desviar sus tráficos a Gijón o Santander. 
Fuente: Diario Vasco
Publicar un comentario