domingo, 4 de noviembre de 2012

Trabajo

Nervión inicia la contratación de personal para fabricar los barcos de Armón Gijón
La empresa bilbaína con delegación en Avilés será la principal subcontrata de la antigua Juliana e incorporará a unos 200 trabajadores

Nervión Montajes y Mantenimiento, del grupo vasco Monesa, será la principal subcontrata de Armón Gijón para la construcción de nuevos barcos en el dique gijonés. La compañía, según fuentes consultadas, tiene previsto contratar a unos 200 trabajadores para la realización de los atuneros y otros buques contratados por el astilleros y actualmente ya ha incorporado a cerca de medio centenar de empleados. Nervión, con una amplia experiencia en el sector naval, será la empresa dedicada a la construcción y el montaje de bloques y estructuras de los barcos, una actividad de la que es especialista y para la que ya ha desarrollado trabajos para los principales astilleros españoles, entre ellos Armón -en sus diferentes filiales-, Navantia, Vulcano o Astilleros Murueta, entre otros.

Armón también tiene contratada a otra empresa de Avilés que se encargará de los cascos de los buques, que ya ha seleccionado a una veintena de trabajadores. Asimismo, el astillero está en proceso de selección de subcontratas de pintura, carpintería, hidráulica...

La contratación de Nervión y de otra subcontrata indican, según fuentes sindicales, que la antigua Juliana Constructora Gijonesa volverá en las próximas semanas a retomar la actividad tras su adquisición, en diciembre de 2010, por el grupo de construcción naval Armón, con sede en Navia.

Armón Gijón tiene prevista la creación de unos 500 empleos directos y del orden de 2.500 indirectos, según las estimaciones barajadas por empresa y sindicatos. El consejero de Economía, Graciano Torre, señaló esta semana que su departamento ha hablado con Armón Gijón para que «a medida que vaya necesitando puestos de trabajo de la especialidad que tenían los antiguos trabajadores de Naval Gijón -bien directamente la empresa o las auxiliares-, por lo menos, les hagan la prueba de selección». «Es lo exigible», añadió.

Los sindicatos llevan presionando desde que el astillero fue adquirido por Armón para que en las instalaciones del barrio del Natahoyo se recoloque a parte de los 39 excedentes de Naval Gijón.

Actualmente, Armón Gijón tiene barcos contratados que le garantizan carga de trabajo para cerca de tres años, pero está a la espera -como el resto de empresas de construcción naval- de que se desbloquee el nuevo 'tax lease' o sistema de financiación de buques.

En efecto, los barcos ya contratados, entre ellos tres atuneros para el Grupo Marítimo Industrial (Grupomar), del asturmexicano Antonio Suárez, no requieren del sistema de 'tax lease', pero los barcos que se contratan para el mercado europeo sí necesitan de este sistema fiscal. Y la antigua Juliana -y este fue uno de los motivos que llevó a Armón a adquirir el astillero- tiene dimensión y capacidad para fabricar barcos de mayor tamaño que los pesqueros contratados para México para los que sí es necesario que la Unión Europea desbloquee el 'tax lease'.

Joaquín Almunia, comisario europeo de la Competencia y quien ha llevado las negociaciones con el Gobierno español sobre el nuevo 'tax lease', podría anunciar mañana alguna novedad durante una conferencia en un desayuno de Fórum Europa, organizado por Nueva Economía Fórum. 
Publicar un comentario