martes, 6 de noviembre de 2012

Verdad absoluta

Greenpeace denuncia que siguen navegando buques como el Prestige pese a la prohibición de la UE
La organizción presenta un informe al cumplirse 10 años de la catástrofe y urge cambios legislativos para evitar que se repita

Greenpeace España ha denunciado que después de la catástrofe del 'Prestige', ocurrida hace diez años, continúan navegando buques monocasco por aguas comunitarias y ha pedido "cambios legislativos" puesto que la legislación marítima ampara a la industria petrolera y no depura las responsabilidades en el ámbito económico, legal y político.

"Nadie que produzca una marea negra como la del 'Prestige' va a pagar por ello", ha indicado el director ejecutivo de Greenpeace España, Mario Rodríguez, quien cree que se debe aplicar el "principio de responsabilidad limitada" y prohibir circulación de este tipo de buques que continúan navegando a pesar de que la Unión Europea (UE) prohibiese su entrada a puertos europeos.

Así lo alerta la organización ecologista en el informe 'Otro Prestige es posible', presentado este lunes en A Coruña, al tiempo que denuncian que en el juicio, que se reanuda la próxima semana, no se sientan en el banquillo de los acusados todos los responsables. Al respecto, ha puesto de manifiesto que la organización localizó ayer en Bilbao al buque petrolero 'Searacer', con bandera de conveniencia de Malta, registrado en Liberia, con armador griego, aseguradora en Bermudas y la misma empresa clasificadora que la del 'Prestige', ABS.

"Se mantiene el mismo patrón de comportamiento y se permiten estos entramados que hacen prácticamente imposible delimitar las responsabilidades", ha advertido Rodríguez, quien, no obstante, ha destacado que, al menos, tras el 'Prestige' "los políticos son conscientes de que otra catástrofe no les saldría gratis".

El dirigente de Greenpeace ha advertido de que en materia de seguridad marítima se sigue dependiendo del "azar" porque se prima la "libertad de navegación" frente a la protección del medio ambiente.

Ha insistido en que, por encima de cualquier otra consideración, para evitar otros 'Prestige' es necesario un cambio en la cultura política para habilitar unos protocolos "claros y concisos" en la lucha contra la contaminación. 
Fuente: Público
Publicar un comentario