domingo, 21 de julio de 2013

Explicación

¿Qué es el 'tax lease' de los astilleros?

La Comisión Europea ha exigido la devolución a las arcas públicas españolas de las ayudas que proporcionó el Estado a los inversores navieros entre 2007 y 2011.

Bruselas investigó unas denuncias contra España porque "permitía a las empresas de transporte marítimo adquirir buques con un descuento fiscal de entre el 20% y el 30%", según la CE. Con ello, continúa el órgano comunitario, los astilleros de otros países perdían contratos en beneficio de los españoles.

Estas ayudas se han declarado parcialmente incompatibles con las normas de la Unión Europea (UE) sobre ayudas estatales y se debe restablecer la situación anterior a la "distorsión" de la competencia.

El temor de los trabajadores de los astilleros españoles es que a partir de ahora, sin las deducciones fiscales, pierdan la construcción de en torno a 45 barcos valorados en más de 2.000 millones de euros, cifra la patronal del sector, Pymer.

A pesar del revés dado por la Comisión Europea al exigir la devolución de parte de las ayudas a los astilleros, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha advertido de que el Gobierno sigue considerando "que le asiste la razón" y ya ha encargado a sus servicios jurídicos que estudien recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

¿Qué es el 'tax lease'?

Es el Sistema español de arrendamiento fiscal aplicable a las empresas navieras desde 2002 (SEAF). Este sistema permitía que las empresas de transporte marítimo adquirieran buques en España con un descuento de entre un 20% y un 30%.

Una operación del SEAF permite a un propietario tener un buque nuevo construido con un descuento respecto al precio que cobra el astillero. Con el fin de obtener el precio rebajado, una empresa naviera debe aceptar no comprar el buque directamente al astillero, sino a una agrupación de interés económico (AIE).

En la práctica, la AIE es un intermediario que arrienda el buque a la otra compañía desde la fecha en que comienza su construcción. En el caso de España, las empresas involucradas no tienen que ver con el sector naval, como son Inditex, el Banco Santander o Ikea.

Los beneficios fiscales los obtienen los inversores. A cambio, la empresa naviera recibe un descuento sobre el precio del buque.

¿Por qué se decidió investigar el 'tax lease'?

En mayo de 2006, Holanda y otros países denunciaron a la Comisión que este régimen provocaba la pérdida de contratos.

En 2009, la anterior comisaria de Competencia, Neelie Kroes, negó que el sistema fuera discriminatorio. Pero, el último informe de la Comisión Europea echa por tierra estas declaraciones al no considerarlas una versión oficial.

¿Cómo afecta a los astilleros?

El presidente de la patronal de astilleros privado (Pymar), Álvaro Platero, ha indicado que 200 buques se verán afectados por la resolución de Bruselas. Además, los astilleros han perdido la construcción unos 45 barcos, valorados en 2.000 millones de euros. 87.000 familias se ven afectadas, según cifra el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoó.

¿Qué ocurre en otros países?

En 2006 la Comisión Europea declaró ilegal el sistema francés de arrendamiento fiscal que tenía los mismos efectos que el español. Este sistema también fue denunciado por Holanda pero, a diferencia de España, no se le pidió la recuperación de las ayudas incompatibles amparándose en la seguridad jurídica, según indica la Comisión Europea. Por la misma razón, Bruselas no pedirá a España las ayudas firmadas antes de 2005.

¿Quién devolverá las ayudas a quién?

Son los inversores y no los astilleros quienes deben devolver las ayudas, entre 2007 y 2011.

¿Qué cantidad debería ser recuperada?

Será la Hacienda española la que determine la cuantía -se estima en unos 2.000 millones-. El dinero volverá a las arcas del Reino de España. 
Fuente: el mundo
Publicar un comentario en la entrada