miércoles, 24 de julio de 2013

Siempre al débil

Un barco con 160 supuestos inmigrantes vuelca en Indonesia
Al menos dos niños están entre las víctimas del accidente que ocurrió en la costa de la provincia de Java Occidental

Dos niños y dos adultos murieron después de que un barco que trasladaba a 160 pasajeros volcó en las costas de la provincia de Java Occidental, Indonesia, informaron este miércoles las autoridades locales.

Los pescadores que vieron a varias personas flotando en el agua este martes por la noche alertaron a los equipos de búsqueda y rescate, los cuales trabajaron en la oscuridad para encontrar a sobrevivientes, informó Rochmali, jefe del Equipo Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia. Como muchos indonesios, él solo usa un nombre.

Algunos de los sobrevivientes lograron llegar por sí mismos hasta la playa en el distrito de Ciajur, al sur de Bandung, la capital de Java Occidental, informó Rochmali.

Hasta el momento, 156 sobrevivientes permanecen en albergues temporales y clínicas en la isla. Los rescatistas continúan buscando a posibles sobrevivientes en el mar.

Algunos medios de comunicación reportan que unas 60 personas están desaparecidas, aunque la cifra no puede ser confirmada porque el bote no estaba registrado y no tenía una lista oficial de pasajeros.

"No sabemos cuántas personas estaban a bordo, porque los sobrevivientes no nos lo quieren decir", dijo Rochmali.

No está claro hacia donde se dirigía el bote, aunque Rochmali informó que los oficiales indonesios creen que navegaba hacia aguas australianas, cerca de Isla Navidad, para buscar asilo.

“Noo quieren hablar con los funcionarios de manera franca acerca de sus intenciones y quiénes son. Incluso, algunos trataron de escapar, o quizás ya escaparon después de ser rescatados”, dijo Rochmali.

Aquellos que han hablado con funcionarios dijeron que eran ciudadanos de Irán, Iraq, Bangladesh y Sri Lanka, informó Rochmali. "Pero si esto es cierto o no, todavía debemos reconfirmar", añadió.

La semana pasada, el primer ministro australiano, Kevin Rudd, anunció que los solicitantes de asilo que llegaran a Australia no serían reubicados en el país.

En cambio, serán enviados a Papúa Nueva Guinea para un proceso y solo serán reubicados en caso de declararse como refugiados. Si su solicitud no es procedente, serán enviados a su casa o a otro país, anunció Rudd.

Grupos de derechos humanos han condenado la política y acusan al gobeirno australiano de eludir su responsabilidad.

Este miércoles, Rudd dijo que la tragedia en Java Occidental enfatiza la necesidad de cambiar la política para mandar “un mensaje claro a los traficantes de personas para que dejen de mandar personas en bote a Australia”.

El funcionario dijo que algunas dependencias australianas monitorean la situación.

La Autoridad de Seguridad Marítima Australiana declinó comentar sobre el rescate, que ha sido manejado por las autoridades indonesias.
Fuente: CNN
Publicar un comentario en la entrada