sábado, 6 de julio de 2013

Va a ser que no

Los navieros no devolverán las ayudas aunque lo exija Bruselas

Aviso para navegantes. Los navieros españoles -y los extranjeros- no devolverán las ayudas por la compra de barcos en el caso de que Bruselas exija su devolución. Así lo confirmó ayer Adolfo Utor, el presidente de Anave, la patronal que agrupa a los armadores españoles

La semana pasada, Joaquín Almunia, el Comisario Europeo de Competencia, había anunciado que en el caso de que se tuvieran que devolver los incentivos fiscales del sector naval no tendrían que hacerlo los astilleros, sino los armadores y los inversores. Utor, sin embargo, desmintió ayer este escenario, ya que los contratos que se elaboran en la adquisición de un barco dejan bien claro que el responsable último es el astillero y asegura que "los armadores pleitearían con los astilleros".

Responsabilidad patrimonial

Pero Utor va más allá y afirma que, en última instancia, el sector podría pedir reclamaciones de responsabilidad patrimonial contra el Estado. Para ellos, Anave basaría sus argumentos en que la Dirección General de Tributos autorizó en todos los casos las operaciones de compra de los barcos y el modelo de financiación.

Además, el presidente de Anave recuerda que el problema es trasnacional, ya que dos tercios de los buques que se contrataron en España empleando el sistema del tax lease, se hicieron para armadores extranjeros. De 272 barcos, 92 fueron contratados por españoles y los 180 restantes por navieros de una docena de países donde se encuentran Alemania, Francia, Holanda y Noruega, entre otros.

Anave ya se ha puesto en contacto con las patronales afectadas y les apoyarán en sus peticiones, en el caso de que Bruselas obligara a que fueran los armadores los que tuvieran que realizar las devoluciones.

Para Adolfo Utor, si la Comisión Europea opta el próximo 17 de julio por el peor escenario, el de la devolución de las ayudas, desde Anave se pide que sólo se obligue a devolver el importe desde septiembre de 2011, fecha en la que se abrió el expediente. Si, por el contrario, lo hiciera desde abril de 2005 el importe superaría los 3.000 millones.

Ante la inminente decisión de Almunia, Utor le pide "que no se equivoque", ya que podría suponer el fin del negocio de los astilleros. Euskadi recopila argumentos

La titular de Industria del Gobierno vasco, Arantza Tapia, mantuvo una reunión al más alto nivel con los cinco astilleros vascos (La Naval, Zamakona, Murueta, Balenciaga y Pasaia) y con los sindicatos navales para explicarles la estrategia que está siguiendo el Ejecutivo para invalidar la sanción de Bruselas.

El encuentro sirvió además para que los astilleros informasen sobre el bloqueo que padecen sus carteras de pedidos, ya que los clientes están paralizando operaciones hasta que se resuelva el litigio comunitario. Igualmente, tanto los astilleros como los sindicatos hicieron sus propuestas para argumentos de defensa, que el Gobierno vasco trasladará al Ministerio de Industria para la reunión del 11 de julio.

La consejera vasca de Industria indicó que, más que nuevos argumentos, lo que se va a presentar a Joaquín Almunia la semana próxima es "matizar parte del argumentario existente", ya que hasta el momento no han sido atendidos por la Comisión Europea. Menos tasas portuarias

Mientras que se conoce el desenlace, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, anunció ayer que se reducirá hasta el 4 por ciento el gravamen de las tasas de ocupación de los astilleros en España, lo que supone una bajada de dos puntos porcentuales. La decisión se toma para facilitar el proceso de rehabilitación del sector en España.
Publicar un comentario en la entrada