jueves, 1 de noviembre de 2012

A menos

Los inversores castigan a BG por revisar a la baja sus previsiones de producción para 2013
Sus títulos caen más de un 10% a pesar de presentar un beneficio que superó en un 6,4% las previsiones de los analistas.

Si bien el beneficio conseguido en el tercer trimestre del año creció un 22% frente al mismo periodo del año anterior, la rebaja en las previsiones de producción para el año 2013 ha ensombrecido los datos trimestrales y lleva a los títulos de la petrolera a desplomarse un 13% en el inicio de la sesión. La producción de gas y petróleo se verá afectada por el peor comportamiento de los negocios del Reino Unido y Egipto, así como por la caída del precio del gas natural en Estados Unidos, que ha llevado a BG Group (BG..LO) a retrasar las perforaciones en el país.

A pesar del beneficio conseguido por la compañía, los datos de producción se quedaron por debajo de las estimaciones que marcaban los analistas. En concreto, la producción de gas y petróleo en este periodo de tiempo alcanzó los 646.000 barriles al día, un 4,6% más que en el mismo periodo de 2011, sin embargo, los analistas esperaban que alcanzase los 664.000 barriles.

La actividad corporativa se redobla hoy en la petrolera, ya que, además de presentar sus resultados trimestrales, anunció la firma de un acuerdo con la petrolera china CNOOC para la venta de una parte de sus derechos de explotación de gas en la planta Queensland Curtis LNG de Australia. Los flecos del acuerdo se cerrarán en la primera mitad del año 2013, aunque el montante de la operación se ha valorado en 1.930 millones de dólares.

De esta forma, la británica cumple con su proyecto de desinversiones, que, según Frank Chapman, director de la petrolera, "ascenderán a 7.600 millones de dólares para mediados de 2013", un alivio para su deuda que dará su resultado, según las estimaciones de los analistas. Y es que el consenso de mercado que recoge FactSet ha rebajado las previsiones de deuda de BG para el cierre del año 2012 en casi un 20% en comparación con las estimaciones que barajaban al inicio del año. En concreto, si en el primero de enero consideraban que la deuda de la petrolera superaría los 9.420 millones de libras, ahora sitúan este nivel en 7.600 millones. También han rebajado las previsiones de deuda para 2013 en un 15% desde el inicio del año, hasta situarlas ahora en 9.960 millones, aunque esta cifra podría reducirse con fuerza próximamente cuando los analistas contabilicen el acuerdo alcanzado con CNOOC y su impacto sobre el pasivo de la compañía para el próximo año.

Chapman valoró el acuerdo como un paso más "en su asociación con CNOOC en el proyecto de Queensland Curtis LNG", al tiempo que puede suponer para su compañía un impulso como "proveedora de nuevos materiales para el sector del gas natural en China".
Publicar un comentario