sábado, 10 de noviembre de 2012

Oportunidad

El barco hotel que se instalará en Barcelona busca empleados
La embarcación llegará tras años de retraso en el primer trimestre y empieza a contratar al equipo directivo
La semana pasada se aprobó el proyecto de refuerzo del muelle del Fòrum
El traslado de los clientes a través del vasto parque se hará con coches eléctricos

El barco hotel esta cada día más cerca de llegar a su destino, el Fòrum. Tras repetidos retrasos que acumulan cinco años de demora e incluso especulaciones sobre la cancelación del proyecto la embarcación iniciará su travesía desde Malasia, lugar donde se ha construido, el próximo mes de diciembre. Por lo que si esta vez el calendario se cumple, a principios de año llegaría a Barcelona. De ahí que los responsables de la compañía finlandesa Sunborn y la empresa que gestionará el nuevo establecimiento hotelero de lujo anuncien ya en su página web la próxima contratación de 200 empleados que trabajarán en el interior de este complejo de cinco estrellas. Según explicó a La Vanguardia un portavoz de la compañía, se ha empezado la selección de los directivos que llevarán el día a día del hotel.

En paralelo, el Consorci del Besòs -participados por los ayuntamientos de Barcelona y Sant Adrià-, responsable del espacio en el que se ubicará la embarcación, aprobó la semana pasada de manera inicial el sistema de anclaje de la embarcación. Su llegada hace necesario reforzar el muelle en el que estará amarrado, bajo la pérgola fotovoltaica, donde permanecerá durante 10 meses al año.

También se ha aprobado el plan de movilidad de la zona que permitirá los desplazamientos de los turistas o barceloneses que deseen acudir a los restaurantes que se ubicarán en el interior. Una cuestión que preocupaba a los responsables de Sunborn, ya que a día de hoy la zona está completamente desangelada. Por eso, desde hace meses mantienen contactos con la teniente de alcalde del área económica, Sònia Recasens, para que lleve a cabo un plan de dinamización comercial en este extremo de la ciudad.

El proyecto de instalación en el muelle, obra de Alonso y Balaguer -responsables de la decoración interior- tiene un presupuesto de 2,7 millones de euros. La primera de las actuaciones será la colocación de unas estructuras auxiliares de refuerzo en la zona de babor y en la popa para estabilizar la embarcación. También se instalará una pasarela de acceso al establecimiento justo debajo de la pérgola que permitirá entrar en su interior y funcionará como vestíbulo. Además se prevé toda una serie de mobiliario urbano para adecuar el entorno, además de aparcamientos para bicicletas, una zona para taxis, autocares y carga y descarga que previsiblemente se hará durante la noche. Ya en el agua se habilitará un espacio para el amarre de motos acuáticas.

La movilidad de los turistas a través del vasto espacio del Fòrum se hará mediante vehículos eléctricos, aunque también podrán hacerlo en taxi y en vehículo privado si estacionan en el aparcamiento que se está construyendo en el Port Fòrum. Está prevista la construcción de una parada frente al edificio Fòrum, denominada meeting point, desde donde se transportará a los clientes mediante coches eléctricos. El proyecto de movilidad del entorno del Fòrum prevé la construcción de una rotonda que de acceso a este aparcamiento. Además de planificar itinerarios a pie a través del gran parque que puede llegar casi a un kilómetro.

El Ayuntamiento de Barcelona aprobó en el 2005 la instalación del barco hotel. Una propuesta polémica que disgustó a los grupos de la oposición y también molestó a los hoteleros de la ciudad. A cambio de instalarse en el Fòrum la empresa Sunborn, ganadora del concurso, abonaría un canon anual de 400.000 euros durante 25 años, que era el plazo de la concesión. Hace unas semanas el grupo municipal del PP reclamó al equipo de gobierno que anulase la concesión por incumplimiento de contrato, ya que el barco debía atracar en Barcelona en el 2008. En el caso de que la empresa no cumpliera su compromiso de instalación, el Ayuntamiento tenía derecho a ejecutar una cláusula de rescisión del contrato y cobrar una indemnización de 1,6 millones de euros.

Una propuesta que CiU desestimó, ya que prefiere dar cumplimiento a compromisos contraídos anteriormente por el gobierno municipal del PSC, aunque la coalición nacionalista votó en contra de este proyecto. La construcción de este complejo hoteleros flotante ha supuesto para la empresa finlandesa una inversión de 140 millones de euros.

La embarcación, que suma en total 15.000 m2 tiene siete plantas de altura y cuenta con 189 habitaciones, de las que una veintena están destinadas a albergar suites. Todas ellas tienen balcones que son miradores abiertos al mar. 
Publicar un comentario