martes, 6 de noviembre de 2012

Una pasada si funciona

¿El barco más rápido del mundo?
Vlad Murnikov proyecta un velero capaz de recorrer 1.000 millas en 24 horas
Una legión de críticos consideran que es un proyecto inviable, pero su prototipo ya navega

En cuanto los primeros diseños salieron a la luz, un aluvión de críticas cayeron sobre su creador, argumentando que se trataba de un barco inviable. Pero Vlad Murnikov no se acobardó y recordó que en la década de los 70 a Alain Thébault también se le tildó de soñador por trazar las líneas de un enorme trimarán volador. Hoy el Hydroptère es la embarcación con mayor velocidad punta del mundo.

Murnikov quiere poner fin a la hegemonía de los catamaranes y trimaranes como las embarcaciones más veloces. El diseñador ruso y miembro del equipo soviético que participó en la Whitbread Round the World Race 1989/1990 (la actual vuelta al mundo Volvo Ocean Race), calcula que su criatura podrá superar los 50 nudos y navegar mil millas en 24 horas.

Sobre el papel, el SpeedDream 100 cuenta con unos ingredientes básicos para que el sueño se convierta en realidad. En primer lugar, un tamaño de 34,48 metros de eslora y un peso de apenas 18 toneladas. Con un casco ultraligero en forma triángulo y una proa diseñada para atravesar las olas, el monocasco encontrará mucho menos resistencia y navegará más rápido.

Otro elemento clave para entender el concepto del SpeedDream 100 es una quilla de 5,5 metros de longitud y que puede pivotar hasta 80 grados. Es decir, que el bulbo emergería del agua sin problemas y sin poner en riesgo el velero. Dicha disposición proporciona la estabilidad necesaria para incorporar una gran superfie vélica (unos 1.580 metros cuadrados) en un mástil de fibra de carbono de más de 36 metros de altura.

Aunque el proyecto continúa en una mesa de diseño, sus detractores tienen desde hace algunas semanas un motivo para empezar a pensar que podrían estar equivocados. Porque el SpeedDream 27, el primer prototipo, ya navega, como se aprecia en el vídeo que abre esta información.

Cierto es que el SpeedDream 27 tiene sólo 8,5 metros de eslora y que sus primeras pruebas en el agua se llevaron a cabo con poco viento. Pero navega con un concepto de diseño idéntico con el que Murnikov pretender construir el barco más rápido del mundo. 
Fuente: Expansión
Publicar un comentario