martes, 22 de octubre de 2013

A la lucha

Alicante quiere ser puerto base en dos años y arrebatarle cruceros a Cartagena
La Autoridad Portuaria alicantina adjudica a una empresa la gestión de su terminal marítima de pasajeros para mejorarla y captar navieras

El relevante papel que el puerto de Cartagena tiene desde hace una década en el negocio de los cruceros no solo ha llevado a otros destinos a imitar su política de captación de navieras, sino también a retarla con decisiones económicas y estratégicas para quitarle clientes. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Alicante ha adjudicado a una empresa, Costablanca Portuaria SL, la gestión de la terminal de pasajeros por 15 años, pero con la intención de convertir en el plazo de dos en base de navieras para el inicio y llegada de sus cruceros. Es lo que se denomina 'puerto home' y es a lo que también aspira Cartagena en un horizonte mucho más lejano: alrededor de veinte años.

Con esa decisión, Alicante trata de invertir una situación muy desfavorable para sus intereses. Mientras Cartagena encabeza el listado de puertos que más crecen tanto en escala de buques como en pasajeros, el de Alicante está entre los que más pierden. Hasta el pasado mes de julio experimentaba un descenso en el número de viajeros del 52,28%.

El próximo 1 de enero, Alicante estrenará unas tarifas (aprobadas el pasado mes de julio) que permitirán un ahorro medio de 3.000 euros a cada barco que haga escala en su terminal. La rebaja media asciende a un 34% porque también aumentan las bonificaciones por pasajero que llega a puerto. En la capital de la provincia vecina no esconden que el objetivo de todas estas medidas es quitarle a Cartagena escalas de los trasatlánticos que navegan entre Valencia y Málaga. Allí llama la atención que muchos de los turistas que desembarcan en la terminal del Muelle de Alfonso XII sean llevados de excursión a Elche, ciudad mucho más cercana a Alicante.

Las tarifas, una anécdota

Pero la bajada de tarifas es casi una anécdota para el negocio de Cartagena, en cuya Autoridad Portuaria no quieren hacer valoraciones al respecto. Sin embargo, fuentes del sector recuerdan dos claves importantes: los nuevos precios alicantinos siguen siendo más altos que los actuales de Cartagena, que tiene más margen de maniobra para captar clientes por ser un puerto altamente rentable (el de Alicante no lo es). Además, su aplicación es a partir del próximo 1 de enero, con una vigencia de un año. «Las reservas de escalas para 2014 están cerradas desde hace meses. Ahora, la Autoridad Portuaria está cerrando la campaña de 2015», explican fuentes del sector.

Pero hay un campo mucho más desfavorable para Cartagena. La partida que a priori tiene ganada Alicante es su proyecto para convertirse cuanto antes en base de navieras, tratando de culminar un trabajo que ya empezó en la década pasada y que le llevó a probar sin mucho éxito el embarque de pasajeros. La provincia vecina juega con la ventaja de disponer de mejores infraestructuras que Cartagena. «Aquí tenemos el aeropuerto internacional de El Altet, un AVE con 18 frecuencias diarias a Madrid y camas hoteleras suficientes para atender las necesidades de las compañías», explica una portavoz del Puerto de Alicante. Su único inconveniente, dicen en el sector, es su proximidad a Valencia, en cuyos modernos muelles ya operan MSC Cruceros, Royal Caribbean, Carnival y Norwegian Cruise Lines.

Costablanca Portuaria explotará la estación marítima de cruceros de Alicante durante los próximos 15 años. Además de encargarse de la gestión de los atraques, atención a los viajeros, organización del aparcamiento y explotación de servicios, también hará funciones comerciales para la captación y contratación de navieras dispuesta a que sus barcos hagan escala en aquella ciudad (en Cartagena, esa última función la hace el departamento comercial de la Autoridad Portuaria).

El presidente del Puerto de Alicante, Joaquín Ripoll, ya ha establecido como objetivo prioritario ser puerto base. «Eso lo ha asumido la concesionaria futura y vamos a intentar que en el plazo de dos años podamos comenzar a tener cruceros que salgan desde Alicante». 
Fuente: La verdad
Publicar un comentario en la entrada