martes, 15 de octubre de 2013

Acuerdo

Repsol recibirá 24 millones por irse al puerto exterior coruñés
La petrolera iniciará su actividad en punta Langosteira como muy tarde en abril del 2018 y el poliducto que cruza A Coruña dejará de funcionar

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, y el director de la refinería de Repsol, Luis Felipe Llamas, firmaron ayer el convenio para que la petrolera traslade sus instalaciones en los muelles de la ciudad al puerto exterior de punta Langosteira. En el acto también participaron la ministra de Fomento, Ana Pastor; los alcaldes de A Coruña y Arteixo, Carlos Negreira y Carlos Calvelo, y el presidente de la multinacional petrolera, Antonio Brufau.

No se hizo público el acuerdo, pero sí partes de su contenido. Está previsto que Repsol reciba una indemnización de 23,9 millones de euros por la modificación de su actual concesión en el puerto de la ciudad, que no caducará hasta el 2027. Enrique Losada explicó que esa compensación se pagará en un plazo de 15 años, en anualidades de una cuantía que variará «según algunos parámetros» de los que no se facilitaron más detalles.

La firma deberá solicitar una nueva concesión en punta Langosteira antes del 14 de febrero del 2014. Está previsto que la actividad comience allí en abril del 2018 y que se mantenga durante 35 años, que podrían prorrogarse en 17, ya que su actividad es de interés estratégico.

De esa forma, la firma podría superar el siglo de vinculación continuada con A Coruña y su área de influencia, ya que el próximo año se cumplirá el 50 aniversario de la actual concesión.

Está previsto que la petrolera invierta 124,6 millones de euros en sus nuevas instalaciones del puerto exterior. Allí ocupará una parcela de casi 30.000 metros cuadrados de superficie, a los que hay que añadir otros 20.000 de un pantalán y 15.000 de sistemas de tuberías. Según se explicó, el acuerdo incluye la posibilidad de ampliar las instalaciones en otros 285.000 metros cuadrados más en el futuro.

El traslado de Repsol liberará 24.000 metros cuadrados en el puerto interior. Esa superficie se dedica ahora al tráfico de crudo y sólidos como coque y azufre. Solo en el 2012 se movieron por esa zona cuatro millones de toneladas de petróleo, el 60 % del total de mercancías de Repsol en A Coruña.
Publicar un comentario en la entrada