viernes, 18 de octubre de 2013

No arranca

Los astilleros tienen 16 contratos parados por falta de financiación
Los empresarios se reúnen para analizar el cierre del crédito

Hasta 16 contrataciones de buques están pendientes de que los bancos abran el grifo del crédito. La falta de financiación está empezando a agotar la paciencia del sector, que no sabe cómo salir del laberinto. Con el fin de diseñar una estrategia conjunta que permita dar con dicha salida a la falta de financiación, se reunieron el martes en Vigo los responsables de todos los astilleros. Según explicaron a La Voz algunos de los asistentes a la reunión fue el primer paso para poner en común problemas y soluciones.

Quieren elaborar un estudio «razonado» que, a posteriori, servirá de base para reuniones futuras tanto con entidades financieras como con las administraciones. La batería de propuestas se la harán llegar, entre otras, a la Xunta y a los ministerios de Industria y Economía.

Aunque los flecos del viejo tax lease siguen coleando -falta que Bruselas dé por buenos los 126 millones de euros en los que la Hacienda española ha fijado la devolución- la fiscalidad fue un asunto que apenas ocupó unos minutos a los asistentes a la reunión del martes. «En este momento, el problema no radica tanto en el precio como en la financiación», afirma uno de los empresarios, que asegura que lo que les sobra a las oficinas comerciales y técnicas de los astilleros es trabajo. «Echan humo, pero sin crédito no hay nada que hacer», afirma.

El naval gallego no quiere quedar fuera de un mercado que parece estarse recuperando, según confirmaron la patronal y los sindicatos europeos en la reunión del comité sectorial celebrada el pasado lunes en Bruselas. «Está claro que no volveremos a las cifras del 2007, pero tras el bache de los últimos años, el naval se está recuperando», afirma uno de los sindicalistas que asistió a la cita. Los datos no dejan lugar a dudas: en lo que va de 2013 ya se han firmado tantos contratos como en todo el 2012. Buques offshore, cruceros y ferris copan la demanda en detrimento de graneleros y portacontenedores.

Por otra parte, los astilleros gallegos se resisten a dar por perdidos los remolcadores de Pemex. «Respetamos los tiempos de la petrolera. En otro momento no nos parecerían tan largos; la diferencia es que nos ha pillado sin carga de trabajo», dicen.

Lo que sigue en suspenso 48 horas después de cumplirse la última prórroga firmada por Pemex y Barreras es la construcción del flotel. La compañía mexicana dice que está «analizando» la documentación, en tanto el astillero está convencido de que construirá el flotel, lo que implicará otra prórroga del contrato firmado hace un año. 
Publicar un comentario en la entrada