viernes, 18 de octubre de 2013

Hachazo a Gas Natural

La Justicia prohíbe a empresa controlada por Repsol exportar GNL a la Argentina
En un juicio impulsado por una ONG, un juez inhabilitó a la compañía a ser proveedora de gas natural licuado para los años 2014 y 2015. El Gobierno, complicado en el abastecimiento

La Justicia argentina prohibió temporalmente a la firma española Gas Natural Fenosa (GNF) vender Gas Natural Licuado (GNL) al país, obstaculizando de esta manera compras clave para el Gobierno en medio de un creciente déficit energético. La medida cautelar contra el principal proveedor de GNL que tiene el país fue dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 1, a raíz de una denuncia de la Unión de Consumidores de Argentina.

En concreto, el amparo impedirá a la empresa participar en un concurso privado organizado por la petrolera estatal YPF para adquirir 100 cargamentos del combustible por unos u$s 4.500 millones para entrega en el 2014 y el 2015. “Es poco transparente y poco serio (...) Hay un conflicto muy serio de intereses entre YPF y Gas Natural Fenosa. Consideramos que eso viola la ley de Defensa del Consumidor y la ley de Defensa de la Competencia de nuestro país”, explicó Fernando Blanco Muiño, presidente de la organización de consumidores.

La decisión judicial obedece principalmente a que la española Repsol posee un 30% en GNF, a la vez que tiene una participación del 11,89% en YPF, empresa que hasta el año pasado controlaba antes de que el Estado la nacionalizara. La resolución estará vigente hasta que haya una sentencia definitiva respecto de la denuncia de la ONG.

YPF, que compra el GNL en representación de la petrolera estatal argentina Enarsa, parecía estar facilitando el camino a GNF para ganar la parte de la licitación correspondiente a la terminal de Escobar, dijeron varios operadores a la agencia de noticias Reuters, que mencionaron condiciones que favorecían al proveedor español. La decisión de la petrolera que conduce Miguel Galuccio de buscar un sólo proveedor para Escobar en la última licitación, al igual que el cambio en la forma en que se determinarían los precios del GNL, alentó especulaciones entre los operadores de que GNF ganaría esa porción de la licitación. “GNF está más cómoda con precios indexados al Brent”, advirtió una fuente a Reuters, citando su experiencia con el manejo de precios de suministros de gas indexados al crudo vía Argelia–España Maghreb. La fijación de precios de las entregas en la terminal de Escobar en licitaciones anteriores se basaron en los precios del gas de Estados Unidos, señaló.

La situación complica aún más la situación del Gobierno en materia energética, dado que la firma española es un proveedor clave de GNL para la Argentina y será difícil encontrar una alternativa. Por su parte, Blanco Muiño dijo además que la presentación judicial también incluye una demanda contra YPF, Enarsa y el Estado argentino por llevar adelante concursos privados para la compra de GNL en vez de licitaciones públicas internacionales. “Acá no hay licitaciones. Hay un concurso privado por invitación. Es poco transparente y poco serio”, argumentó.

Las importaciones de combustibles de la Argentina aumentaron un 31,9% en agosto de 2013 respecto del mismo mes del año pasado, lideradas por las compras de gas natural licuado, y totalizaron u$s 942 millones, según datos de la Secretaría de Energía. Las compras al exterior vienen creciendo debido a la persistente caída de la producción local de hidrocarburos y a un aumento de la demanda, especialmente en el caso del gas, que tiene una importante participación en la matriz energética local. 
Fuente: Cronista.com
Publicar un comentario en la entrada