lunes, 7 de octubre de 2013

Prototipo increible

El barco que usa su casco como una vela

El diseño del colosal barco que abre esta información es el innovador proyecto que pretende hacer del transporte marítimo un medio sostenible. Sus creadores aseguran que se podría ahorrar hasta un 60% de combustible y reducir hasta un 80% las emisiones contaminantes. Y todo gracias al casco de la embarcación, capaz de canalizar el viento para propulsarla como si de una vela convencional se tratara.

El punto de partida del estudio de diseño noruego Lade As para crear el 'Vindskip' es el viento relativo, el flujo de aire que produce la nave al desplazarse, un factor fundamental a la hora de trazar aviones, trenes y veleros. Después de varias pruebas en túneles de viento llevadas a cabo en Noruega e Inglaterra, el equipo liderado por Terje Lade dio con la forma de un casco de plano aerodinámico simétrico que eleva la embarcación (sustentación) mientras un motor de gas natural la impulsa hacia adelante, esto es, principios similares al funcionamiento de un barco a vela.

El éxito del Vindskip también reside en la tecnología empleada para predecir las condiciones meteorológicas. A través de un programa informático se podrá calcular la mejor ruta (ángulo) respecto a velocidad y dirección del viento con el objetivo de que el barco alcance sin problemas los 14 nudos de velocidad.

Según apunta el propio Lade, quien lleva más de tres años trabajando en el proyecto, este buque mercante híbrido pesa menos que uno convencional, emplea la misma tripulación y permite acoger una carga mayor. El estudio noruego también está desarrollando un modelo similar para pasajeros.

A diferencia de otras futuristas embarcaciones que con el paso del tiempo encallan en el olvido, el Vindskip ya ha conseguido varias patentes internacionales. No en vano, el emprendedor noruego confía en que en un plazo de cuatro años ya esté desarrollando su creación para alguna compañía naviera.
Fuente: Nauta360
Publicar un comentario en la entrada