lunes, 7 de octubre de 2013

Dramático

El rescate de 83 cuerpos más eleva a 194 las víctimas del naufragio en Lampedusa

La mejoría del tiempo y del estado del mar ha permitido este domingo a los buzos de los cuerpos y fuerzas de seguridad italianos comenzar a recuperar cuerpos de las víctimas del naufragio del barco de inmigrantes registrado el pasado jueves frente a la isla de Lampedusa. Las tareas de búsqueda y recuperación de los cadáveres se suspendieron los dos últimos días a causa de las malas condiciones meteorológicas y marinas.

En total, los buzos han podido rescatar en la últimas horas otros 83 cadáveres, por lo que lo que el balance provisional de víctimas de la tragedia de Lampedusa asciende ya a 194 muertos. Las autoridades temen que haya mucho más cuerpos entre los restos de la nave.

Esta labor de búsqueda coincide en el tiempo con la llegada a Lampedusa del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. "Pedimos a Barroso que viniera a la isla para que fuera testigo de lo ocurrido", ha anunciado esta mañana el primer ministro italiano, Enrico Letta.

Mejoría del tiempo

Unas 48 horas de fuertes vientos y mar movido impidieron que los buzos de la Guardia Costera y de Finanzas, de los bomberos y de la Marina italiana prosiguieran con esta labor, que, por el momento, ha permitido recuperar 111 cadáveres de los tres centenares de víctimas que se calcula ha dejado la tragedia. La mejoría en las condiciones del mar ha permitido reactivar la búsqueda submarina, mientras que helicópteros y aviones de los cuerpos y fuerzas de seguridad de Italia rastrearon la zona a la espera de que saliera a flote algún cuerpo.

Los testimonios de los 155 supervivientes del naufragio, que próximamente serán trasladados a Roma, hablan de que en la barca, que partió del norte de África en dirección a las costas europeas y que yace en el fondo marino a media milla de la isla, había 518 personas, por lo que bajo el agua puede haber unos 250 cadáveres. Otras fuentes estiman que podría haber hasta 360 cuerpos sumergidos.

Este sábado se celebró una ceremonia por las víctimas en un hangar del aeropuerto de Lampedusa, en el que yacen 111 ataúdes con los cuerpos hasta ahora recuperados, entre ellos los de cuatro niños, a la espera de ser trasladados a distintos municipios de la vecina isla de Sicilia para su sepultura. 

Despedida a las víctimas

Las cajas mortuorias blancas de los niños, sobre las que se depositaron osos de peluche, se colocaron delante de las tres filas de ataúdes del resto de víctimas, cada una de 40 metros de largo, marcadas con números en vez de nombres.

Al acto, presidido por el párroco Antonio Nastasi, acudieron algunas decenas de los supervivientes a la tragedia, pero también otros de los inmigrantes que se encuentran en el centro de primera acogida de la pequeña isla italiana, considerada por muchos como la puerta de entrada a Europa por mar de la inmigración ilegal.

También participó en la ceremonia la presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, quien visitó ayer la isla acompañada de un grupo de parlamentarios.

Nueva llegada de inmigrantes

Boldrini pidió en una rueda de prensa que se cambie la dura legislación migratoria actual de Italia, sobre todo la llamada ley 'Bossi-Fini' de 2002, por la que se pueden encausar a quienes lleven a territorio italiano a indocumentados y por la que se abrirá una investigación a los 155 supervivientes de la tragedia por un delito de inmigración ilegal.

La tragedia de estos inmigrantes africanos que querían llegar a Europa arriesgando la vida no ha frenado el flujo de indocumentados hacia el sur de Italia, ya que ayer llegaron en dos embarcaciones a la isla de Sicilia 325 personas, que aseguran proceder de Siria.
Fuente: el mundo
Publicar un comentario en la entrada