jueves, 31 de octubre de 2013

Pinta muy raro

El comité de Navantia Puerto Real teme la privatización del astillero
Asegura que el grupo empresarial que preside Florentino Pérez puede estar detrás del esperado contrato de los gaseros Los sindicatos, dispuestos a no firmar el convenio

"Se alquilan habitaciones". Con esta frase, habitual en el mundo inmobiliario, definió ayer el comité de empresa de Navantia Puerto Real la situación que puede darse en estas instalaciones a raíz del "nuevo modelo de negocio" que, en opinión de la representación sindical, pretende instaurar la compañía en este centro. Para su presidente, Ramón Linares, esta opción saldría adelante utilizando "a modo de ensayo" el esperado contrato de cuatro gaseros que necesitan Gas Natural y Repsol y que, en principio, esperan sea adjudicado a Navantia.

Sin embargo, explicó Linares, "en el astillero de Puerto Real cada vez es más rotundo el rumor de que será un grupo de empresas muy potente, ligado a la construcción naval, el que se encargaría de ejecutar parte de ese proyecto en nuestras instalaciones; y a nadie se le escapa de que un grupo de esas características es el que preside Florentino Pérez (ACS)".

Para el presidente del comité, esta actuación haría posible que empresas de dicho consorcio empresarial como Moncobra, Maesa o la propia Dragados (ubicada justo al lado del astillero puertorrealeño) utilizaran todos los talleres de esas instalaciones en las que se trabaja el acero. "A la plantilla sólo le quedaría el dique", desgranó Linares.

Para la representación sindical, "el problema de esta opción es que primero nos alquilan habitaciones y, si después le gustan, nos compran el piso", alertó Linares, quien señaló que "nos preocupa que la deriva empresarial vaya por ese camino, que es muy peligroso".

Añadió que "entendemos que esto se hace para que ese grupo empresarial pueda ofertar precios de mercado, a la baja, y conseguir el contrato, pero los efectos para este astillero serían peores. No queremos que a medio plazo le coloquen el cartel de se vende a este astillero".

Por eso, Linares afirmó que "lo que estamos defendiendo al denunciar esta posibilidad es lo público, porque se ha demostrado que desde un astillero público se es capaz de dar empleo a 12.000 personas en la Bahía de Cádiz".

En este sentido, el presidente del comité del dique puertorrealeño aseguró que "si esto se confirma o, si la empresa no nos da garantías de que esto no va a ocurrir, estaremos en disposición de asegurar que no vamos a firmar el preacuerdo de convenio colectivo, al que llegamos un acuerdo hace poco".

Hay que recordar que, dicho preacuerdo, contemplaba rebajas en los conceptos salariales de las plantillas y un aumento de las horas de trabajo anuales. A cambio, el comité intercentros solicitaba a la dirección de Navantia poder consensuar el plan de viabilidad que la empresa presentará el próximo 4 de diciembre.

Por su parte, desde la compañía pública de construcción naval no quisieron pronunciarse al respecto.

Mientras, todas las partes siguen pendientes de la adjudicación del contrato de los cuatro gaseros que significaría la vuelta a la actividad para un astillero, el de Puerto Real, que tan sólo ha tenido faena con la reciente varada del crucero de Disney y, antes, con la reparación del flotel para una compañía mexicana y que, como denunciaron desde el comité, abandonó el dique tan sólo con el 10% de los trabajos que podían haberse efectuado.
Publicar un comentario en la entrada