jueves, 31 de octubre de 2013

Sostenibilidad

Foro: seguridad, ecología, error humano y gas natural
Un capitán, expiloto de SAS, dijo que los pilotos de los aviones cometen de 3 a 5 errores por cada hora de trabajo y otro panelista valoró los combustibles del futuro como el gas natural y metanol; también se habló de la cultura de la seguridad más que de los reglamentos.

Más de 250 delegados de altísimo nivel mundial participaron en el 38° Congreso anual Interferry realizado días pasados en la isla de Malta, donde se debatieron los diversos factores que afectan las operaciones de los ferrys alrededor del mundo.

Las presentaciones de los temas realizadas en el marco de un nuevo formato mixto, permitió a los panelistas y a la nutrida concurrencia exponer y delinear los principales aspectos políticos, técnicos, operacionales y comerciales que desafían a la industria de los ferrys y nosotros incluiríamos a los cruceros. Hemos leído una síntesis de este encuentro y nos pareció más que interesante rescatar algunos de los informes técnicos y opiniones allí vertidos porque tienen el respaldo de la experiencia y conocimiento de los grandes del mundo en esos temas donde los expositores saben de qué hablan.

En algunas de las sesiones dedicadas a la seguridad, un expiloto de líneas aéreas comerciales, confirmó con seguridad el alarmante factor del error humano en las actividades, y a su vez un operador de seguros, líder en esta cartera, explicó por qué los costos de los seguros de los ferrys de pasajeros están remontando, señalando que ello se debe a los numerosos accidentes de los cruceros. El medio ambiente y la contaminación fueron otros de los temas enfocados en el encuentro y también la falta de mano de obra calificada. Hubo audaces planteamientos y hasta informes técnicos que pusieron la "piel de gallina"

También se mencionaron los altos seguros o reaseguros que sufren los barcos de pasajeros y los ferrys, en cuyo tema alguien dijo que debiera diferenciarse los seguros de los ro-ferrys que manejan carga y pasajeros de los barcos solamente de pasajeros, porque el riesgo de catástrofe es diferente.

Pero también se mencionó que el alza de los seguros había llegado al 125% debido al accidente del "Costa Concordia", cuyo reflotamiento y desguace va a costar tanto como construir el mismo barco, y el mundo de los seguros no perdona, todos tienen que pagar. Este fue el mayor accidente y el mayor incremento ocurrido en años, a excepción de 1982 cuando fue el siniestro del "Exxon Valdez", en que los seguros se incrementaron casi en un 145%, seguramente por los daños ecológicos.

En otro momento, el capitán Jarle Gimmestad, expiloto de SAS y ahora instalado en Noruega con su propia empresa consultora, presentó un cabal informe en el que los estudios demuestran que los pilotos de las líneas aéreas cometen entre tres y cinco errores por cada hora de trabajo. Se agregó, sin embargo, que desde la era de los jets los accidentes han caído y 2012 fue el año más destacado en seguridad; esto demuestra que la seguridad que estamos manejando está por encima del error humano.

En otro momento se dijo que debiera tener más incidencia la inteligencia aplicada en el diseño de los barcos, que ésta es la verdadera etapa de seguridad, pero alguien refutó que más que agregar acero a los barcos, se deberían mejorar y hasta optimizar los aspectos operacionales de las naves, haciéndolas más seguras.

Gas natural.

Bjorn Rosengren, presidente ejecutivo del gigante Wartsilia de Finlandia, se refirió al consumo del gas natural líquido (LNG) en los barcos señalando sus ventajas, ya que es un combustible limpio, viable y una opción confiable que los alejaría de las preocupaciones de la disponibilidd o de la variabilidad de los precios, además de ser más seguro y limpio. Nosotros estamos convencidos de que el gas natural será el combustible del futuro. Agregó que su empresa ya tiene referencia de 200 instalaciones marítimas y en tierra, con un total de 77 millones de horas trabajando sin problemas. Por último dijo que los precios del gas son un gran argumento a favor del LNG y en Europa ahora es muy fácil conseguir el gas. Dijo también que el gas podía depositarse en naves depósitos sin ningún problema y que los barcos de pasajeros eran abastecidos de gas con todo el pasaje a bordo. A modo de ejemplo, mencionó al barco de pasajeros "Viking Grace" como un barco de trabajo, ya que éste es abastecido de gas natural seis veces por semana en Estocolmo, durante un hora, con todos los pasajeros a bordo.

En contraposición al gas natural líquido, Per Westling, director de la famosa empresa de ferrys Stena de Suecia, explicó que su empresa estaba convirtiendo sus 25 buques a metanol (alcohol líquido) para el 2018; ofrece emisiones similares al del LNG, es fácil de almacenar en tanques comunes y mantiene precios estables en un futuro previsible. Convertir los motores al metanol -dijo- es mucho más económico para los barcos viejos que convertirlos para gas natural y la protección ecológica está asegurada.

Un grupo de 14 técnicos del cluster marítimo Danes, que manejan maquinaria, metales livianos y propulsión, en una breve disertación señalaron que ambos combustibles eran para el futuro igualmente viables para los "barcos verdes del futuro" con sus ventajas. Otro barco de pruebas en materia de nuevos motores y uso de gas metanol, era el MS Visby de servicio en el Báltico y los informes estaban arrojando optimistas soluciones a favor de la protección del medio ambiente y costos de combustibles. Sin duda ambas opciones son los combustibles del futuro inmediato: 100% menos sulfuro, 90% menos de óxido de nitrógeno y 35% menos de carbón (CO2) y las facturas un 23% menores.

Por último, nos pareció muy atractivo, seductor y estimulante lo que alguien dijo sobre la seguridad y el factor error humano, comentando que más que cargar a todos con repetitivos reglamentos de seguridad, lo mejor era implantar en los recursos humanos preparados, nada menos que la cultura de la seguridad. De nada vale tener guardias en los puentes de mando si no miran por la ventana lo que está ocurriendo afuera. O sea que la seguridad no son los fierros, ni los reglamentos, y aunque los robots ayudan, para evitar los errores humanos es a través de una nueva cultura de seguridad que se logran mejores resultados. 
Fuente: el pais uy
Publicar un comentario en la entrada