lunes, 10 de noviembre de 2014

Corea del Sur desmantela la Guardia Costera por el naufragio del ferri Sewol

Corea del Sur desmantela la Guardia Costera por el naufragio del ferri Sewol

El Parlamento de Corea del Sur decidió hoy desmantelar la Guardia Costera y la Agencia de Gestión de Emergencias como parte de un paquete de medidas relacionadas con el naufragio del ferri Sewol, la mayor tragedia en décadas en el país asiático que dejó 304 muertos.

Ambas instituciones, criticadas duramente por su papel en el rescate tras el accidente marítimo del 16 de abril, serán desmanteladas y pasarán a integrar un nuevo ministerio que se creará exclusivamente para salvaguardar la seguridad pública, según el proyecto de ley aprobado hoy por la Asamblea Nacional de Seúl.

Las investigaciones de las autoridades revelaron que los servicios de emergencia y de prevención de desastres reaccionaron tarde a las llamadas de socorro del barco y no gestionaron de forma eficiente y coordinada el rescate durante los primeros días, lo que generó numerosas críticas de los medios y la sociedad surcoreana.

Los diputados del Parlamento también dieron hoy luz verde a otro proyecto de ley para formar una investigación independiente que, en paralelo a la oficial, buscará determinar las causas del hundimiento y depurar todas las responsabilidades que puedan hallarse.

Se trata de una iniciativa reivindicada con insistencia por los familiares de las víctimas, que atribuyen a instituciones y funcionarios de Seúl parte de las responsabilidades del accidente y no confían en la actual investigación dirigida por el Gobierno.

Otro proyecto de ley aprobado hoy propone medidas para incautar cuanto antes y de forma más efectiva los bienes de quienes se consideren responsables del accidente que causó la muerte de 304 personas, la mayoría de ellas jóvenes estudiantes de bachillerato, cuyas familias han de ser indemnizadas.

Esta última normativa busca prevenir casos como el de Yoo Byung-eun, el propietario de la naviera hallado muerto en julio, que tras el suceso transfirió bienes a terceras personas y con ello de momento ha logrado impedir expropiaciones por parte de la justicia.

Al margen de los nuevos proyectos de ley, el juicio al capitán y 14 tripulantes del Sewol conocerá su sentencia el próximo martes, mientras algunos familiares y consejeros cercanos del fallecido dueño de la naviera han recibido penas de cárcel.

Casi siete meses después del accidente que conmocionó a la sociedad surcoreana, el buque Sewol permanece hundido en aguas al suroeste del país con todavía nueve cuerpos por recuperar. 
Publicar un comentario en la entrada