sábado, 29 de noviembre de 2014

Oil Spill

Vertido de gasoil durante la carga de un buque en el pantalán de Asesa 
La cantidad de producto derramado fue de unos 20 litros, según la empresa. Inicialmente se habló de un centenar 

Segundo vertido en diez días en el puerto de Tarragona. Si el pasado día 16 se derramaron 100 kilos de aceite de palma, ayer se produjo un nuevo episodio, en este caso en el pantalán de Asfaltos Españoles SA (Asesa) durante la carga de un buque. Fuentes oficiales aseguraron que se vertieron al mar entre diez y veinte litros de gasoil, aunque inicialmente se hablaba de un centenar.

El incidente se produjo sobre las diez de la mañana en el buque de bandera de Malta Sichem Croisic, atracado en el pantalán de Asesa. Durante las labores de carga de 5.000 toneladas de gasoil, hubo un problema en una de las válvulas de seguridad del barco, que se activan por ejemplo ante una sobrepresión. Ello provocó el vertido del combustible sobre la cubierta y que posteriormente cayera al mar.

Asfaltos Españoles activó el Plan Interior Marítimo (PIM) en fase de alerta. Con la ayuda de tres remolcadores de Boteros y Amarradores se colocó una barrera de contención de unos 300 metros de largo alrededor del barco para confinar el producto.

Los propios remolcadores se dedicaron a dispersar con las hélices el gasoil vertido, ya que se trata de un producto altamente volátil. Unas labores que se prolongaron hasta poco antes de la una de la tarde, según informaron al Diari fuentes de la empresa. Las mismas subrayaron que a las 12.54 fue desactivado el PIM. Por su parte, Salvamento Marítimo siguió de cerca las labores de limpieza. Asimismo, recogió muestras del producto para analizar, cuyos resultados se incluirán en el caso de que se abra algún expediente sancionador por parte de la administración.

Las autoridades consideraron que no era necesario activar el Pla d’Emergència Interior (PEI) del Port ni tampoco el Pla d’Emergències per Contaminació Accidental de les Aigües Marines de Catalunya (Camcat), pero que sí se puso en prealerta.

El segundo episodio

Sobre las tres de la tarde del domingo 16 de noviembre se vertieron unos cien kilos de aceite de palma durante las labores de carga de un buque en el Moll de la Química del puerto de Tarragona. En este caso también se desplegaron las barreras de contención. Desde fuentes oficiales se dijo que en poco más de dos horas se habría recogido el producto. Sin embargo, al día siguiente continuaban las labores. El destino de las 6.000 toneladas de aceite que cargaba el buque Gennaro Ievoli era posiblemente la producción de biodiésel y su destino era Casablanca.
Publicar un comentario en la entrada