miércoles, 12 de noviembre de 2014

Papers, please!

Dos barcos están retenidos en Vigo desde hace 2 semanas
«Tenemos retraso con los papeles del buque», dice el capitán

La Capitanía Marítima de Vigo ha bloqueado la salida del remolcador inglés Pendennick y de la gabarra Queen Esther, que le acompaña. Los tripulantes del remolcador hacen vida en el barco desde hace dos semanas en el muelle transversal del puerto de Vigo.

El capitán del remolcador explió ayer desde el puente de mando de la gabarra que «tenemos retraso con la entrega de los papeles del barco». Un marinero añadió que hubo complicaciones con un pago. Confían en que pronto su consignataria les remita la documentación para poner en orden su situación burocrática ante la Capitanía de Vigo.

El Pendennick, de bandera británica, fue construido en 1964 y su antiguo nombre era Dunelm. El remolcador estuvo atracado con la gabarra entre julio y septiembre en el puerto de Newlyn, en Penzance, el Finisterre británico de Cornwall. El 25 de octubre partió de su base en Fowey, en la misma costa. Desde allí, partió hacia Vigo, presumiblemente con dirección a las costas de África, ya que la gabarra tiene su base en Kribi, un puerto de Camerún en el Golfo de Guinea.

Al llegar a Vigo la travesía de ambas embarcaciones se torció y quedaron retenidos a la espera de arreglar el papeleo. Algunas fuentes explican que el barco está bloqueado porque, supuestamente, incumplió un apartado del convenio de París-Mou que impone bloqueos por problemas técnicos, medioambientales o de otro tipo. Otros sugieren que detrás de la retención podría haber un problema de deudas.

La Autoridad Portuaria declinó la responsabilidad del bloqueo de los dos barcos, que atribuyó a la Comandancia Marítima. Dicha entidad guarda silencio a la espera de que la Dirección General de la Marina Mercante, dependiente del ministerio de Fomento, emita un comunicado oficial.

Al menos, tres trabajadores del remolcador supervisaban ayer el puente de mando del Queen Esther mientras tenían las luces encendidas en el Pendennick. Los estibadores ya se han familiarizado con esos tripulantes. 
Publicar un comentario en la entrada