viernes, 14 de noviembre de 2014

Tope gama

El superyate de Palmer Johnson y Rolls Royce: PJ World Explorer

Rolls Royce Marine y el célebre astillero Palmer Johnson, especializado en la construcción de embarcaciones de lujo, trabajan en el desarrollo y la creación de un espléndido megayate que destaca por todos los servicios que ofrece y por su ecológico motor híbrido. Se trata del PJ World Explorer, un gigantesco barco de 81,5 metros (267 pies) de eslora y 14,5 metros (48 pies) de manga, que cuenta con siete sorprendentes niveles para alojar a 16 pasajeros y sus 27 tripulantes. Información facilitada por la web de estilo de vida de lujo azureazure.com.

El PJ World Explorer fue diseñado por el reconocido estudio italiano Nivolary Lenard, que se propuso desarrollar una embarcación capaz de navegar en todas las aguas del planeta, y que incluyera sistemas de seguridad de última generación y comodidades de lujo dignas de una mansión en tierra firme.

Como suite principal, la nave dispone de un apartamento exclusivo de tres niveles con vista panorámica de 360 grados, vestidores, baños, jacuzzi, oficina y una sala de estar privada. El área de recreación para los invitados ofrece impresionantes salones con amplias vistas, comedor, bar y cine. Mientras que el área al aire libre, así como la destinada a la relajación, tiene un gimnasio totalmente equipado, bañera de hidromasaje, spa, sauna, sala de tratamientos y una espléndida piscina en la cubierta principal de popa.

El yate también dispone de un helipuerto con una generosa plataforma que se puede replegar hacia el interior de la nave formando un hangar con estación de recarga de combustible. En el nivel inferior de la cubierta de popa hay espacio para los juguetes acuáticos, entre los que sobresale su submarino de 6 plazas, que puede ser lanzado al agua a través de una compuerta de apertura estratégicamente diseñada.

El PJ World Explorer es un portento de tecnología aplicada que incluye un sistema de detección de naves mediante temperatura y de defensa ante potenciales piratas, y un casco preparado para navegar en aguas glaciares. Para su estabilización, la nave ofrece un sistema de posicionamiento dinámico que evita la necesidad de utilizar el ancla tradicional.

El diseño y la motorización del PJ World Explorer están ideados para optimizar el consumo de combustible y reducir las emisiones, pues la embarcación cuenta con motores diésel y eléctricos que se pueden combinar para obtener el mejor rendimiento posible dependiendo de la situación. Su velocidad máxima con sus propulsores de combustión es de 16,5 nudos, mientras que con los de electricidad llega a alcanzar 6 nudos.

Descrito por sus constructores como "la mansión del futuro que ofrece la ventaja de llevarla dondequiera cuando estamos cansados del vecindario", el PJ World es una verdadera joya de la ingeniería naval que estará navegando los mares del mundo a partir del 2015, tras 18 meses de construcción y 150 millones de dólares invertidos en su desarrollo. 
Publicar un comentario en la entrada