lunes, 17 de noviembre de 2014

Malo

Greenpeace intenta abordar al barco de Repsol y una activista resulta herida
Los ecologistas vulneraron la zona de exclusión para la navegación que había decretado la Marina Mercante

El intento de torpedear el trabajo del buque «Rowan Renaissance», con que Repsol ejecutará las prospecciones en aguas próximas a Canarias (a alrededor de 60 kilómetros), a punto ha estado este sábado de originar una desgracia. No en vano, una activista de Greenpeace ha resultado herida después de que los ecologistas intentasen abordar al barco de Repsol saltándose la zona de exclusión para la navegación decretada por la Dirección General de la Marina Mercante, según ha informado el Ministerio de Defensa.

Fue poco antes de las siete de la mañana (hora insular) cuando salieron desde el «Arctic Sunrise», el barco de Greenpeace, tres embarcaciones que se dirigieron hacia el «Rowan» «con la intención de abordarlo». Dos embarcaciones del buque de la Armada «Relámpago», que está en la zona para garantizar la libertad de navegación, tuvieron que intervenir para frenar las intenciones de los ecologistas. Fue en la operación cuando una activista cayó al agua «resultando herida de consideración al impactar con las hélices de una de las embarcaciones de Greenpeace», explica Defensa.

Desde el Ministerio han expuesto que el barco de Repsol llegó anoche al punto de prospección «Sandía», donde ya esperaba el «Arctic Sunrise» para «obstaculizar» las labores de posicionamiento incluso «entrando en la zona de exclusión para la navegación decretada por la Dirección General de la Marina Mercante al efecto».

Precisamente para evitar los intentos de los ecologistas de torpedear el trabajo del «Rowan», el buque «Relámpago» está llevando a cabo actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a Canarias (en la zona de prospecciones), para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera. Defensa ha recordado que las operaciones que se están llevando a cabo «disponen de las necesarias Reglas de Enfrentamiento, aprobadas oportunamente por la cadena de mando operativo, para regular el uso de la fuerza en caso necesario frente a posibles amenazas a la libre navegación y operaciones del "Rowan Renaissance" en las zonas autorizadas».

La versión de Greenpeace

Por su parte, los ecologistas han acusado a la Armada de interceptar «violentamente» sus lanchas neumáticas procedentes del barco «Arctic Sunrise», que se habían aproximado al buque de perforación para protestar «de forma pacífica» contra las prospecciones.

Según ha denunciado el grupo ecologista, las embarcaciones de la Armada han «embestido en varias ocasiones» sus zódiacs y, como resultado, ha caído al mar una de las activistas, que ha sufrido dos cortes y una fractura. «Otro activista también ha resultado herido y las embarcaciones de la organización también han resultado dañadas», ha agregado. Asimismo, ha añadido que «la activista, de nacionalidad italiana y 23 años, ha sido trasladada por miembros de la Marina a su buque "Relámpago" y se encuentra fuera de peligro». Posteriormente ha sido trasladada a Las Palmas.

Greenpeace ha dicho que el «Arctic Sunrise» continúa frente al barco de Repsol pero fuera de la zona de exclusión decretada por las autoridades, «donde permanecerá por el momento para evaluar los daños sufridos y a la espera de que lleguen más barcos procedentes de las islas para sumarse a la protesta pacífica». 
Publicar un comentario en la entrada