miércoles, 12 de noviembre de 2014

Menudo bluf

El muelle de La Esfinge puede durar 50 años, cuando debería aguantar 500

El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, ha dicho hoy que el muelle de La Esfinge, según Puertos del Estado, está perfectamente terminado para aguantar inclemencias durante solo 50 años, cuando las obras marítimas en España se hacen para que duren 500.

Ibarra ha explicado que, por ello, hace falta una nueva serie de informes de empresas externas para que analicen con exactitud qué mejoras técnicas que hay que aplicar para actualizar la obra.

Además, ha añadido que van a exigir a las empresas que construyeron el dique (FCC, Dragados, Matías Marrero y Félix Santiago) que se hagan las obras necesarias para que perdure los 500 años que exige la norma, ya que, "evidentemente Europa no ha dado un dinero para que la obra aguante solo 50 años".

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas acordó ayer remitir a la Fiscalía las irregularidades detectadas en las obra de La Esfinge, por la que se han abierto expedientes sancionadores contra cuatro técnicos del puerto.

Luis Ibarra ha añadido que hay que calcular cuánto hay que devolver a Europa por obras que no se hicieron, lo que hay que gastarse aún en esa instalación y exigírselo a las empresas.

"Cuando todo esto esté cuantificado, lo siguiente es intentar con la Abogacía del Estado que se analice con más exactitud el proyecto", ha apuntado.

Sobre el anuncio de Javier Sánchez Simón de querellarse contra él por este tema, el actual presidente de la Autoridad Portuaria ha dicho que intenta no hablar de nadie, sino de un expediente administrativo en el que ha ido de la mano del Ministerio de Fomento.

"Si alguien se siente que es el principal actor, pues será él, pero siempre he ido de la mano de Puertos del Estado. Los informes técnicos y jurídicos están ahí y no están inventados y, desde luego, cada uno es libre de denunciar lo que quiera", ha comentado.

Ibarra ha destacado que no está "orgulloso" de llevar por esa senda el nombre del Puerto de Las Palmas. "Creo que hemos hecho muchas cosas positivas y esto no es del agrado de nadie, tengo la conciencia absolutamente tranquila y en estos tres años de expediente hemos intentado no judicializarlo en exceso", ha subrayado.

En ese sentido, Ibarra ha recordado que hace un año y medio tuvieron que sacar piedras de la obra de ampliación, que era de 400 metros y se echaron banquetas durante 580 metros, mucho más de lo que estaba previsto en el proyecto.

Además, ha especificado que esa piedra no cumplía los requisitos, ya que fue sacada y enviada a la Península para su análisis, y que se les informó que no reunía el requisito para soportar el peso de los cajones.

"Puertos del Estado quitó la piedra para empezar la tercera fase, que va bastante bien y esto va a permitir que se construya el contradique, que sacamos a licitación ayer en el consejo de administración. Gracias a esto la naviera Armas se irá a la Esfinge y en su espacio irá el acuario", ha informado.

A su juicio, este tema se ha podido convertir en "algo mucho más complicado", porque se pudo no licitar la tercera fase del muelle La Esfinge y, con ello, tampoco el desarrollo del proyecto Puerto-Ciudad.

"Esta semana esperamos tener conocimiento del importe que tenemos que devolver a la Unión Europea. Ya nos hemos reunidos con los técnicos de Puertos del Estado y en estos días se lo enviaremos", ha señalado el presidente de la Autoridad Portuaria.

Ibarra ha incidido en que una vez que disponga de los informes de Puertos del Estado, lo que se tendrá que devolver y el análisis de la reclamación a la UTE, "seguramente habrá que decidir la devolución de una serie de cantidades y a partir de ahí la Abogacía del Estado analizará más en profundidad el expediente".
Publicar un comentario en la entrada