miércoles, 18 de junio de 2014

A ver si sirve de algo

Cinco ONG’s entregan más de 200.000 firmas contra las prospecciones en la sede de Repsol en Madrid

Las ONG’s WWF, Greenpeace, SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra han entregado este martes en la oficina central de Repsol, en Madrid, más de 200.000 firmas pidiendo a su presidente, Antonio Brufau, la suspensión inmediata de las prospecciones petrolíferas en aguas de Lanzarote y Fuerteventura. Esta entrega ha tenido lugar después de que los sondeos recibieran “la conformidad” del Ministerio de Medio Ambiente, al aprobar la declaración de impacto ambiental.

Las firmas, recogidas a través de la iniciativa www.savecanarias.org, proceden de 183 países y suscriben un manifiesto dirigido al presidente de Repsol, a los máximos responsables de las otras dos petroleras que integran el consorcio para operar en Canarias (la alemana RWE DeaEnergy y la australiana Woodside), así como a los presidentes de los gobiernos de España, de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. Los mandatarios públicos recibirán las firmas en los próximos días en sus respectivas sedes oficiales.

Las organizaciones medioambientales han entregado las peticiones junto con un responsable de la campaña canaria contra las prospecciones, en la que participan tanto las ONG’s ecologistas como diversos colectivos sociales, fundaciones, entidades científicas, y administraciones públicas de las Islas. Estas asociaciones han afirmado que tanto el Gobierno de Canarias como los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura “han estado expresamente representados” en la entrega de firmas al presidente de Repsol.

Una "amenaza grave"

Estas ONG’s ecologistas han reclamado a Repsol que “atienda, respete y acepte sin demora” las demandas de la población canaria, del sector turístico “internacional” y de la comunidad científica, unos sectores que vienen “alertando reiteradamente de los riesgos de las prospecciones sobre el medio natural oceánico y costero, sobre el turismo e, incluso, sobre el abastecimiento de agua potable a la población, ya que el 100 por cien de este recurso en Lanzarote y Fuerteventura procede del agua del mar”.

Las cinco organizaciones lamentan que el Ministerio de Medio Ambiente, “máxima autoridad española responsable de la conservación de los valores naturales”, adopte decisiones que “no solo no garantizan la conservación de una de las zonas más ricas del mundo por su biodiversidad, sino que la amenazan de forma grave”.

En este sentido, recuerdan que la zona donde Repsol pretende “perforar” se localiza en una franja oceánica de 616.000 hectáreas, “a 9,7 kilómetros de Fuerteventura y a 18 kilómetros de Lanzarote, y coincide con una de las 10 áreas marinas de España designadas por el proyecto Life-Indemares para su inclusión en la Red Natura 2000 por sus excepcionales valores biológicos”.

Este espacio está pendiente de ser declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), y alberga una de las comunidades de cetáceos “más importantes del mundo”, con 29 especies diferentes entre los que destacan zifios, rorcuales, cachalotes, delfines, calderones y orcas. Estas ONG’s han insistido en que la declaración de impacto ambiental favorable a Repsol reconoce la posibilidad de que, en caso de producirse un derrame grave durante los sondeos y el pozo se descontrolara, “las Islas Canarias recibirían el 5,85 por ciento de los vertidos y el 26,2 por ciento impactaría contra la costa marroquí”.

A la espera del Supremo

El Tribunal Supremo todavía no se ha pronunciado sobre los siete recursos interpuestos contra las prospecciones de Repsol en las Islas Canarias, pese a que la deliberación comenzó el pasado martes día 10. No obstante, desde el Supremo confirmaron a La Voz que el fallo tardaría “días”.

Estas ONG’s han mostrado su “firme respaldo” a la población canaria por haber expresado “masivamente” su oposición al proyecto de Repsol y han recordado que las manifestaciones del pasado 7 de junio fueron “las mayores” registradas “en la historia de Canarias”. En este sentido, han calificado estos actos de protesta como “una de las expresiones sociales más significativas de España y de Europa en un conflicto de índole ambiental”. Según los organizadores, acudieron más de 200.000 personas a las manifestaciones contra el petróleo en las ocho Islas Canarias.
Publicar un comentario en la entrada